•  |
  •  |
  • END

El Coyotepe y la Barranca son dos cerros que divisan Masaya, dos faros pendientes de la ciudad, hoy la Barranca ha desaparecido por el paso de la modernidad. En aquella época -1912- para mantenerse en el poder Don Adolfo Díaz solicitó la intervención norteamericana, con más de mil marines que llegaron a nuestro suelo.

El Coyotepe fue el escenario de esa epopeya donde más de cien patriotas defendieron el decoro nacional y más de cincuenta hombres defendieron su ciudad.

Salvador Sobalvarro jefeaba a los patriotas desde el uno de octubre de 1912, tomaron posiciones desde el día tres, se presentó el Dr. Benjamín Zeledón y advirtió que deberían estar atentos a cualquier ataque. Don Gregorio Zeledón tenía a cargo la plaza, Don Miguel Velásquez fungía como secretario de Zeledón y hacían válidas sus órdenes.

Contaban con cinco piezas de artillería y varias máquinas, Isidoro Díaz Flores tenía en el cerro El Coyol a Antonio Flores y Rosalío Zeledón.- Esa madrugada del cuatro de octubre observaron una máquina del tren que venía de retroceso por Nindirí. Se inició el ataque, los masayas comenzaron a caer, el primer disparo de un cañonazo lo hizo Díaz Flores, el tartamudeo de las ametralladoras se escuchaba, empezaron a caer hombres filibusteros, ganaban terrenos cada vez más por la propiedad rústica de Don Félix Alegría llamada Los Mangos, al lado del rastro viejo, lugar por donde penetraron.-
Rosalío Zeledón fue alcanzado por una bala, solo estaban Díaz Flores y Antonio Flores este `último originario de Managua, continuaban disparando, de antemano sabían la superioridad que era ostensible, Benjamín Zeledón lo advirtió cuando visitó el cerro.- La lucha era desigual, Antonio Flores nunca se rindió, eso hizo que la moral combativa continuase y siguieron disparando y tumbando enemigos.- De pronto izaron los yankee una bandera blanca, avanzaron y luego una bandera norteamericana, Díaz Flores puso su rifle sembrado en el suelo en señal de que se rendía porque no tenía municiones con que disparar, de igual modo Antonio Flores.

La tropa enemiga subió y el jefe dio instrucciones a sus soldados para que formaran filas de dos, Díaz Flores pensó en un fusilamiento el Gral., Butler estaba rindiendo honores, -Carlos A. Bravo, 1920- inmediatamente les hicieron pasar al centro de las dos líneas de soldados, jamás soltaron la bandera nicaragüense, muchos cadáveres yacían, los invasores tomaron sus muertos que eran trece en total los empacaron en unas carpas y los subieron al tren los montaron en una plataforma y se los llevaron, nos dieron dos palas, ambos hicieron una zanja, eran como las ocho de la mañana, hasta luego del mediodía enterraron cincuenta y cuatro cadáveres, aún está un monumento en una de las faldas de El Coyotepe, límite Norte con el nombre de esos héroes.-
Los militares se alimentaron y les dieron de comer, tomaron agua.- El Gral. Butler ordenó que los prisioneros Díaz Flores y Antonio Flores fueran llevados hasta la cárcel de la ciudad amarrados, con dos filas de soldados, ya en las cárceles sufrieron vejámenes, se encontraron con Don Carlos Abaunza, el carcelero era Manuel Miranda.-
Los días continuaron bajo prisión, el jefe de plaza era Don Luís Correa -General- fueron tratados duramente.- En la celda tres se encontraban Carlos Abaunza, Dr., Leopoldo Ramírez Mairena, Dr., Ricardo Alduvín Lozano, quienes por órdenes de Correa recibían un trato denigrante en la celda.-.

El Dr. Aldubín Lozano escribió la proclama solemne, dirigida al almirante Pendleton, un pronunciamiento en contra de la invasión norteamericana, enviada por William Howard Taft, en 1912, el cuatro de octubre en el Cerro El Coyol que en esa época no era más que un cerro que divisaba a Masaya, sin la fortaleza de hoy posteriormente un General de apellido Otolea, ocupó temporalmente a su mando el cerro para resguardar municiones y armas, en 1939 se inicio la construcción de la fortaleza.

El General Benjamín Zeledón murió días después en la zona de Nandaime, cerca de la orilla, ya cadáver llegó hasta Catarina donde yacen sus restos mortales.


*Director Centro cultural antiguo Mercado, Masaya

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus