•  |
  •  |
  • END

La publicación de un libro sobre temas científicos debe ser motivo de regocijo, dado lo escaso entre nosotros de la bibliografía dedicada a discutir el papel de la ciencia como factor clave para el desarrollo humano y sustentable del país.

Por eso saludamos, con especial complacencia, la publicación de este libro “Ciencia y Sociedad en Nicaragua”, escrita al alimón por los destacados científicos nicaragüenses, Doctores Jorge Alberto Huete-Pérez y Erwin A. Aguilar Gámez, ambos miembros fundadores de la Academia de Ciencias de Nicaragua.

Los antecedentes académicos de los autores representan un magnífico aval para la calidad de los ensayos incluidos en esta obra. El Doctor Huete-Pérez es fundador y director del Centro de Biología Molecular de la Universidad Centroamericana, donde también se desempeña como Director de Investigaciones. El Dr. Erwin A. Aguilar Gámez es Director de Investigación Clínica y Profesor de Investigación en la Sección de Nefrología e Hipertensión del Departamento de Medicina Interna de la Escuela de Medicina de la Louisiana State University Health Sciences Center.

El libro “Ciencia y Sociedad en Nicaragua” comprende varias secciones, escritas alternativamente por los dos autores. Los dos primeros ensayos “Pensamiento científico para una nueva sociedad” y “Contemplaciones científicas”, sirven a manera de introducción general a la obra. Le siguen secciones sobre temas especializados: Transgénicos, Biotecnología, Genoma y Biomedicina. La última sección está consagrada a la “Ciencia y las Políticas Científicas”. De esta suerte, el libro adquiere unidad de propósito: subraya la preocupación por el devenir de la ciencia en la sociedad nicaragüense, donde aun no se aprecia todo el potencial que ella encierra para sacarnos de la pobreza y el subdesarrollo.

Cabe señalar que algunos de los temas especializados incluidos en el libro es la primera vez que en Nicaragua son abordados en una obra seria, escrita con todo el rigor científico que estos temas ameritan. En la consideración de los temas científicos los autores no omiten sus oportunas opiniones sobre el contexto político y socioeconómico en que se desenvuelve el quehacer científico nacional.

Escrito en lenguaje elegante y ameno, el libro es de lectura fácil y asimilable para el gran público, pese a la complejidad de los temas que aborda. De esta manera, la obra logra también el propósito de contribuir a que estos temas puedan ser debatidos por la opinión pública, con lo cual representa también un aporte a lo que se ha dado en llamar la “popularización de la ciencia”. Sin duda, en este sentido, el libro representa una valiosa contribución al arraigo entre nosotros de una “cultura científica”, que tanta falta nos hace.

En la parte introductoria de la obra, los autores manifiestan los propósitos que les condujeron a su publicación. En primer lugar, se proponen salirle al frente a la creencia, aun dominante entre nosotros, de que la ciencia no tiene vinculación alguna con el desarrollo y lo social. En tal sentido, esperan demostrar, como en efecto lo logran, que la ciencia y la innovación tecnológica son de fundamental importancia para el desarrollo económico y social. Además, enfatizan la necesidad de que Nicaragua “se adentre en la nueva sociedad global, profundizando y consolidando la investigación científica para adquirir y transferir el conocimiento, pero también para producirlo”.

Hacen ver que el desarrollo científico-tecnológico de un país requiere de la participación activa de las universidades, donde la investigación debe ser uno de sus rasgos distintivos. Universidad que no investiga no puede llamarse realmente Universidad. Lamentan el hecho de que en Nicaragua la inversión pública en Ciencia y Tecnología se estime en apenas el 0,09% del PIB, muy por debajo de la media latinoamericana de 0.5% del PIB. Cabe recordar que la UNESCO, hace ya casi medio siglo, recomendó a los países de la región que invirtieran al menos el 1% del PIB, meta que pocos países han alcanzado, entre ellos Brasil.

En contraste, los autores citan como ejemplo los conocidos casos de Irlanda, Singapur y Finlandia, que registran altos índices de crecimiento y de ingresos per cápita gracias a sus caudalosas inversiones en Ciencia y Tecnología (Irlanda: 14% de su presupuesto y Finlandia 4% del PIB).

Nos parece que este libro de los doctores Huete y Aguilar será un insumo clave el día en que en nuestro país nos decidamos a realizar un esfuerzo similar al que han hecho los países antes aludidos. Esperamos contribuya a crear conciencia sobre el papel estratégico y prioritario de la ciencia y la tecnología para promover nuestro desarrollo y llevar adelante una lucha seria y frontal contra la pobreza.