•  |
  •  |
  • END

Reciénteme se hizo público un documento titulado “Acta de reunión del PLC y el PC” que contienen los acuerdos alcanzados entre ambas organizaciones políticas de cara a las elecciones generales de 2011. Les corresponde a las autoridades de ambos partidos hacer las aclaraciones pertinentes, sin embargo mi nombre aparece ahí y no puedo permitir que las falsas e injuriosas declaraciones de Luciano García lo ensucien.

Hace unos días leí un artículo de mi Maestro Alejandro Serrano Caldera, quien hablaba de filosofía y política, describía que la finalidad de esta última era buscar el poder a través de lo que sea. Es posible que la dirigencia del Partido Conservador piense que posesionar a esta organización política pasa por una alianza con el PLC, pero Luciano García no sería diferente, ya que al crear suspicacias sobre su propio partido, como disidente lo posesiona en la alianza electoral que se está conformando alrededor de Fabio Gadea, puesto que si hubiera una alianza institucional entre el movimiento de Gadea y el Partido Conservador, Luciano García vería mermadas sus posibilidades de ser propuesto para un cargo de diputado por la falta de lealtad que ha tenido con el PC en los últimos años.

Es mi interpretación y pueden no estar de acuerdo si así lo prefieren, pero yo me remito a los hechos. Aquí el hecho es que en el supuesto documento “filtrado” yo aparezco en la lista como candidato a diputado propuesto por el Partido Conservador en Managua. Lo que Luciano García no tomó en cuenta a la hora de hacer el documento, es que yo desde hace 3 meses estoy fuera del país realizando mis estudios de Maestría y mi estadía en México se será de 2 años, cómo puedo pretender ser candidato si no estoy en el país, es más, cómo me va a proponer mi partido si conoce la situación.

Más grave aún es el hecho de que mi circunscripción electoral es Matagalpa y no Managua. Luciano, yo voto en el Colegio Simón Bolívar de la ciudad de Matagalpa, en la JRV 0350, en la misma que vota el Sr. Frank Lanzas, la Sra. Marta Julia Lugo y el consejal Joaquín Solórzano. Es el mismo sector en donde los hermanos Zelaya le garantizan los fiscales y logística el día de las votaciones al FSLN, el mismo lugar donde vertí mi voto nulo en las elecciones de 2008 por mi inhibición como candidato a primer concejal por el Partido Conservador, mientras Usted era candidato a primer concejal en Managua por el PLC porque optó tragarse un sapo (los conservadores disidentes en 2008 que apoyaron al PLC usaron la expresión en alusión a Arnoldo Alemán)

No apoyé en 2008 una alianza con el PLC porque significaba claudicar a la lucha antipacto y no la apoyo ahora por la misma razón, el ofrecimiento de una candidatura no hará cambiar mi opinión y si algún día soy candidato en alguna alianza electoral de la cual forme parte mi partido, seré tan crítico del pacto como lo soy ahora, porque como me aconsejara mi padre un día “la honestidad, por mucho que se practique no se gasta” Considero que el pacto hunde al país en la pobreza, no brinda oportunidades para todos como debe ser y además nos roba el futuro.

Cuando se habla con la verdad no se teme enfrentar al poder, porque se tiene la convicción de que la lucha es justa. Yo aspiro y trabajo para que el Partido Conservador se salga de esa dinámica que envuelve a la clase política “buscar el poder a través de lo que sea” Mientras los nicaragüenses centran sus esperanzas en la unidad de las fuerzas democráticas para derrotar a Ortega en las próximas elecciones (inmediatez) yo centro mis esfuerzos en fortalecer un partido político, impulsar el relevo generacional del mismo, reclutar nuevos cuadros, mantener una línea política consecuente. Porque basta que un solo partido cambie y recupere la credibilidad del electorado, para que los demás sientan amenazado su futuro y se institucionalicen también, en eso se fundamenta la competencia del sistema democrático (futuro).


*Miembro de la juventud
Partido Conservador