•  |
  •  |
  • END

Ecología y Balanza Comercial Negativas
Uno de los propósitos de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) es la de proteger el medio ambiente y luchar contra el cambio climático provocado por las compañías transnacionales, principalmente norteamericanas. El café robusta para que pueda crecer necesita mucho sol, lo que implica que en las actuales plantaciones de café arábigo habrá que despalar… y mucho, provocando la erosión y por consiguiente perdiendo tierra negra o humus En el caso de El Crucero, por ejemplo, aceleraría el deslave induciendo grandes masas de lodo cayendo sobre Managua y grandes correntadas de agua que anegarían la capital. Además, siendo un café sin sombra se acelera el proceso de fotosíntesis lo que obligaría al productor a comprar ingentes cantidades de abonos químicos importados por la compañía promotora del robusta y que en un buen porcentaje ha sido comprada por la Nestlé. El Robusta, por lo tanto incide negativamente en la balanza comercial del país.

Precio de la tierra : El café arábiga o arábigo de continuar con la locura de querer cultivar el robusta cuyo precio es el 60% del precio del arábigo, en un millón quinientos mil quintales significaría para los caficultores y el país la pérdida de casi setenta millones de dólares. Adiós escuelas, adiós centros de salud, adiós casi todo. Sin duda que cualquier gobierno caería. ¿Es esa la intención de los promotores?
Especulación urbana: En el caso de El Crucero los precios de la manzana de tierra se vendrían a pique, lo que sería aprovechado por los promotores para comprarlas y urbanizar esas tierras en un ambiente de clima templado. El desarrollo de las urbanizaciones en la carretera a Granada se vería afectado grandemente.

Descenso en los salarios de la clase campesina: Los puestos de trabajo a nivel nacional desaparecerían (250.000) y los que queden sufrirían una reducción muy drástica en sus sueldos y salarios. La demanda agregada nacional disminuiría a tal punto que seríamos testigos de una ola de quiebras de grandes pequeñas y medianas empresas.

Pérdida de la calidad: No es sino apenas menos de un lustro que el café arábigo de Nicaragua es reconocido en el exterior por su calidad después de casi dos siglos de pelea para que esto sucediera. Con el café robusta echaríamos por la borda la verdadera imagen del café nicaragüense.

Apoyo crediticio y asistencia técnica Actualmente la caficultura tiene poco crédito. Es casi inexistente y no se puede por ende brindar asistencia técnica. Los muchachos profesionales que salen de la universidad ganan su vida taxeando. Se puede aseverar que el que existe es escaso y oneroso. En cambio el robusta recibe todo el apoyo de los promotores.

El caso de los Centeno se repetiría: Recordemos que exportaban la broza del café como si fuera café de exportación. Por casi 10 años el café de Nicaragua sufrió penalidades: El precio indicativo de Nueva York menos US$12 aunque la calidad fuera la mejor del mundo. Sin duda que más de un vivián mezclará café robusta con arábigo y todos los caficultores sufrirán las consecuencias, pues la represalia será pareja para todos.

Proscripción del café robusta: Costa Rica, en 1998 sacó un decreto oficial en el cual erradica al robusta, porque ellos están protegiendo la imagen como un país productor de café de calidad, resguardando así la imagen de calidad que tiene ese café. El resto de países del área son renuentes a permitir el cultivo del robusta. Igual medida deberíamos de inmediato tomar en Nicaragua. Entiendo que mi General Zelaya había tomado medidas similares.

Todas estas son suficientes razones para evitar, esta vez por nuestra soberana culpa, otro grave error histórico.