•  |
  •  |
  • END

Nuestro querido terruño, León Santiago de los Caballeros, ha sido y será una ciudad sabia, culta y humanista como la antigua Atenas, de igual manera, ha sido y será una ciudad heroica, valiente y aguerrida como la antigua Esparta. Estas antiguas ciudades dieron vida a la bella Grecia. Los principios, valores y virtudes de nuestro querido León forman el corazón de nuestra linda Nicaragua.

Pese a que León Santiago de los Caballeros tiene un archivo abundante de galardones que representan nuestros éxitos y victorias, también hemos vivido catástrofes que han movido los cimientos. Algunas de estas catástrofes han sido provocadas por la fuerza de la naturaleza, y otras provocadas por la torpeza y avaricia de los seres humanos; estas últimas, de igual o mayores perjuicios que las naturales.

En 1610, sufrimos la erupción del volcán Momotombo, que obligó el traslado completo de la ciudad. Las diferentes erupciones del Cerro Negro que han cubierto de arena gran parte del municipio, paralizando la vida productiva y cotidiana de la ciudad. No hemos escapado de la furia de los huracanes, destruyendo infraestructura y áreas cultivadas. El origen de estas catástrofes, algunas personas lo acreditan a la casualidad, y otras al divino castigo.

Los seres humanos también hemos provocado catástrofes. Con el auge del algodón y las bananeras se bañó de sustancias tóxicas la ciudad, provocando perjuicios que hoy en día aun se manifiestan. Con el derrocamiento de la dictadura somocista, la elite danielista, habiendo declarado a León capital de la revolución no hicieron nada para subsanar la destrucción de verdaderos valores arquitectónicos coloniales. Realizaron transformaciones en la estructura social, geográfica y económica de la ciudad, sin un plan de desarrollo sostenible, que han disminuido la calidad de vida desde hace 31 años.

En víspera de las elecciones de 1990 se escenificaron actos de represión, públicos y violentos, por parte de la dictadura sandinista hacia los simpatizantes de la candidata Violeta Barrios de Chamorro. Durante los años 90, Daniel Ortega como jefe de la oposición incitó, organizó y ejecutó “paros nacionales” caracterizados por agresiones físicas y verbales, destrucción de bienes públicos y privados, los que siempre terminaron en componendas políticas y económicas que lejos de beneficiar a los nicaragüenses lo que hicieron fue incrementar el capital del partido danielista y las cuentas bancarias de los socios de estos pactos.

El 20 de septiembre 2008, ciudadanos de León y de otras ciudades del país convocamos a la población en general a que camináramos por nuestras calles y avenidas manifestándonos a favor de la democracia y en contra de los desaciertos del actual gobierno. Lo ocurrido fue que, una vez más la dirigencia del frente sandinista convocó a sus fuerzas de choque para cumplir con lujo de detalle las amenazas que de manera oficial y pública habían realizado días anteriores.

El 9 de noviembre 2008 se efectuó el fraude masivo en las elecciones municipales, donde los actuales magistrados del consejo supremo electoral de forma burda se prestaron como operadores del atraco electoral en beneficio del fsln, imponiendo como alcalde de la ciudad de León al comandante calderón, tildado desde entonces por los leoneses como “alcalde designado” y “alcalde garrote “. ¡Qué tristeza para nuestra ciudad, pero es la realidad! Y, existen mucho más hechos y personajes, vergonzosos y destructivos, ampliamente conocidos nacional e internacionalmente.

¡Leoneses y nicaragüenses! Todo esto no debemos verlo y analizarlo como mera casualidad. Son el preludio de grandes acontecimientos libertarios, con los que podamos levantar la antorcha del progreso e iniciar la cruzada de la dignidad leonesa para poder cumplir nuestra meta: ¡devolverle a León su grandeza!
Señores, no olviden que el pueblo conoce el desprecio como el campesino conoce la tierra, y que el toro solo agacha la cabeza cuando va ha cornear. León puede ser abatido, pero nunca vencido ¡viva León, jodido!

*Licenciado en Derecho
Vicecoordinador Comisión Jurídica
Movimiento por Nicaragua MpN-León