•  |
  •  |
  • END

Esa imagen colectiva que existe sobre Costa Rica, de ser un país pacífico, democrático, la “Suiza centroamericana” como muchos de sus ciudadanos viven engañados, ¿es así realmente?

Dicha imagen ha sido mostrada una y otra vez que no es así. Y hay distintos hechos que de forma consistente y fehaciente, realizados por los ciudadanos ya sean miembros de Gobiernos, partidos políticos, sociedad civil, empresarios, en fin toda la sociedad costarricense, no solo en contra de Nicaragua y los nicaragüenses que allí habitan.

A continuación mencionaré sólo algunos de estos hechos, a sabiendas que nombrarlos todos no alcanzaría en un artículo de periódico, talvez si se pudiera escribir una enciclopedia de 10 ó 20 tomos podrían abarcarse la mayoría.

1. En 1948 disuelve formalmente el Ejército, sin embargo mantienen unas fuerzas armadas de carácter policial grandes, con presupuestos…

2. La xenofobia rabiosa que han mostrado a través de los años en contra de los migrantes nicaragüenses, a pesar de tener grandes e históricos lazos de sangre con Nicaragua, recordemos que nos arrebataron Guanacaste. Y que al menos dos Presidentes tienen raíces nicaragüenses.

3. Increíblemente la fuerza pública de Costa Rica, en un claro y paradójico mensaje militarista, se posicionó en parte de la franja fronteriza con uniforme verde olivo (color eminentemente militar) y armados con M-16 - M60 y M70, utilización exclusiva de fuerzas armadas.

4. Aún peor es el acto de terrorismo en contra de la misión diplomática de Nicaragua en ese país, a la cual le tiraron un bomba Molotov, en una clara demostración de la cultura violenta, desalmada y xenófoba que tienen muchos sectores de la sociedad costarricense. Lamentablemente tal acto de irracionalidad ha sido tomado muy a la ligera en la sociedad nicaragüense y costarricense, que no han tomado en consideración la dimensión negativa y el impacto de la inseguridad a la que se ven sometidos los nicaragüenses en esa nación. Si no respetan un edificio que está protegido por leyes internacionales y diplomáticas y que representa un espacio de territorio nicaragüense, como se podrá confiar en el respeto a los ciudadanos que trabajan y viven en esa nación.

5. Los llamamientos del Ministro de Seguridad (de raíces nicas) y del jefe de la diplomacia René Castro, no han estado a la altura del pacifismo, han sido más bien palabras dirigidas a la escalada retórica que dan aliento a la violencia en contra de todo lo que sea pinolero.