•  |
  •  |
  • END

Leí en la Biblia; “Mientras yo era un niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre dejé a un lado las cosas de niño” (Corintios 13), esto tiene una lógica común, la escuela de la vida me orienta y dirige a actuar así o a actuar como un niño con barba, y para hablar y escribir de algo tan serio, hay que tener fundamentos o ser parte del contenido.

Reflexiono que el Güegüence es un tema de debate extraordinario, profundo e infinito por lo que debe significar como es la identidad de todo un pueblo, sencillamente porque es la antropología de una civilización y su cultura, su conducta asumida en un momento crítico de su historia, ese debate no ha comenzado, porque solo han participado los dominantes, aunque aparentemente ya comenzó, con sus momentos fríos y otros candentes ¿Ha tenido resultados positivos? Nosotros como Asociación Cultural, creemos que en todo nuestro Folklore todavía hay mucho por investigar, estudiar, verificar, entender y difundir objetivamente, en el caso de nuestro Güegüence: se ha querido mantener entre los autoconocedores y estudiosos una exposición subjetiva proyectando solo lo colorido y escénico, nosotros como Asociación; creemos que hay que comprender sus originales puntos de vista; filosóficos, sociales, económicos, políticos, científicos, morales, éticos, etc.

Deberíamos reconocer el mérito de la genuina protesta del personaje dominado (en una obvia desventaja) ante un dominante sistema socioeconómico cultural y político injusto de los poderosos invasores. ¿Hemos leído algún tipo de historia escrita por los dominados indígenas desde México hasta el Perú que terminaron con el desarrollo de la civilización Indígena? Solo hay una, la de nuestro Güegüence! que dejó plasmada la dignidad de estos pueblos indígenas, ese Güegüence es nuestro orgullo, que representa la protesta de todos los pueblos Latinoamericanos, exactamente es por eso que debemos ser objetivos y dejar de ser repetidores de quienes nos han dictado lo que quieren que aceptemos como verdad.

Matateco Dio Mispiales, Señores nicaragüenses; Soy Marvin Alemán, desde la cuna del Güegüence; protesto ante el Cabildo Real,(…) por tanto oportunismo, mentiras e indiferencias con nuestra altruista y digna obra. La asociación cultural El Güegüence, de la ciudad de Diriamba, ha luchado en el tiempo y en el espacio solo con la convicción y el desinterés por hacer prevalecer el verdadero contenido y fundamentos del mensaje de la obra que marca una identidad, hemos sacado en conclusión con nuestro amor, cariño y respeto a la cultura de nuestro pueblo que;

Güegüence es:

1. Dignidad inquebrantable
2. Versatilidad para enfrentar nuestra realidad
3. Genuina protesta
4. Habilidad de palabras
5. Inteligencia, humanismo y valentía
6. Arte de unir la lucha con la Identidad y libertad de un pueblo

Para nuestra Asociación, que es del pueblo de Diriamba no entra en discusión el asiento en la obra, como decimos es de todo un pueblo, máxime ahora que es patrimonio de la humanidad, sin embargo, mantenemos la verdad que es Diriamba donde se ha mantenido su originalidad por varios siglos en las calles en las fiestas de Enero. Don Carlos Mántica en su libro “El Güegüence, picardía e Ingenio”, manifiesta que en 1957 tuvo el privilegio de asistir a una presentación del verdadero Güegüence y que es maravillo por la devoción de aquellos hombres capaces de memorizar 314 parlamentos, transmitidos fielmente de generación en generación en un dialecto que ya nadie entendía, y esto es solo en Diriamba.

Entonces está claro, no discutimos por el asiento del Güegüence, lo que queremos es que todo el pueblo lo apropie, sobre todo las nuevas generaciones; la juventud…”lo que siento es mi muchacho que se me pierde”…. (parlamento235)
Queremos enfatizar que nuestro Güegüence le pertenece al pueblo, porque nace en el pueblo. se desarrolla en el pueblo, lo mantiene el pueblo por eso es que nosotros lo mantenemos como IDENTIDAD de todo un pueblo, si digo que es del pueblo es porque el pueblo no muere, por lo tanto no hereda, Diriamba lo ha mantenido en las calles por siglos, ese es el sello, ese es su mérito, lo ha apropiado de una manera espontanea, sin interés, con amor y respeto a los Güegüences tradicionales y a todo su entorno como lo son la danza Guerrera del Toro Huaco, la obra de teatro el Gigante, las inditas del huacal, el viejo y la vieja , los diablitos , los mantudos, las húngaras, los tambores indígenas, los pitos ancestrales, el desfile de carretas de todas las comunidades campesinas con maíz y leña para el picadillo que se reparte en el pueblo, ese es el esplendor de nuestro desfile folklórico viviente, la esencia de nuestro pueblo y su cultura, por lo tanto; ¡Válgame Dios Tatita!, nuestro Güegüence no es herencia de personalidades, ni de ninguna feligresía, ni de mayordomo alguno, ni de letrados, ni de instituciones con fines de lucro, ni de ONG, sencillamente ES DEL PUEBLO Y SUS GUARDIANES, GUADIANES GUEGUENCIALES, no solo de la obra, sino de toda su dimensión de identidad y del sincretismo cultural del pueblo de Nicaragua y del mundo a quienes deferían darle la atención que se merecen por ejemplo murió hace tres años Don José Esteban Ramos Potoy de 80 años, toda una vida de tradición Folklórica, murió en anonimato, todo un héroe cultural, o de los guardianes que viven en las favelas de la chureca de Diriamba, ni de los músicos con violines viejos y sus cuerdas rotas ni de Don Pablo Gutiérrez que anda de arriba abajo, hambriento, tratando de mantener la comunicación, organización y ensayos de la obra, ni de los que fabrican las autenticas máscaras, ni al personaje principal y su protesta, ni al monumento de toda la obra que espera la primera piedra, nosotros como pueblo y Asociación hacemos lo que podemos y todos los años vamos a los Colegios y Universidades del campo y la ciudad a exponer nuestras charlas a los miles de estudiantes, este año con el apoyo de la Alcaldía Municipal de Diriamba.

El extinto Instituto Pedagógico de Diriamba, gestionado por diriambinos fue y es parte de nuestro orgullo y los miembros de esta Asociación somos ex alumnos del I.P.D, pero estamos claro que para los hermanos cristianos y alumnos elites, el Güegüence les era indiferente, ¿les daban alguna importancia?
Señor Gobernador Tastuanes, mande a que en toda la Manqueza se suspenda toda actividad, vamos a debatir sobre la verdad del Güegüence, ¡que es nuestra verdad! Como dijo nuestro Rubén “el Güegüence habla por su pueblo”, no vamos a discutir con oportunistas que con interés mezquinos y protagonistas están tergiversando la esencia de la identidad del Güegüence, estos le quieren quitar el alma al GUEGUENCE, solo miran al baile, al vehículo, no logran penetrar a la esencia, a la identidad, ni a la dignidad. Le quitan el alma al guerrero.


Protagonista fundamental es Diriamba sin desconocer la existencia de otros protagonistas que consolidan el Patrimonio cultura, es todo un pueblo identificado con su Güegüence, pobres y ricos formando un solo Güegüence.

Nosotros valoramos y apreciamos a todas aquellas personas, grupos o entidades que promuevan al Güegüence con un veraz y objetivo sentido de enseñanza cultural integral…¡Ya viene el cortejo!!!