•  |
  •  |
  • END

La nota roja
Pese a reiterados señalamientos de los efectos nocivos de la nota roja, sus cultores en vez de rectificar, continúan salpicando de sangre pantallas y hogares. Muchas veces las críticas más severas son contra periodistas, que en una carrera contra el tiempo, disputan cuerpos mutilados, cadáveres en descomposición, violencia intrafamiliar, peleas callejeras, escándalos en las vías, etc. Pero no son ellas ni ellos los principales responsables.

Acción 10 versus Crónica

Durante la semana pasada el equipo de monitoreo centró su atención en Acción 10 y Crónica, noticieros que mantienen imperturbables la nota roja, para ratificar una vez más las violaciones en los derechos humanos en que incurren. Ante la sordera y falta de sensibilidad, conviene recordar que los jefes de prensa de ambos noticieros son Mauricio Madrigal y Erving Vega. Sobre ellos están Carlos Pastora y Juan Carlos Ortega.

Organizaciones de Derechos Humanos

Un dato preocupante es que ninguna de las organizaciones que defienden los derechos humanos de los nicaragüenses se han hecho cargo del tema. Tampoco las distintas organizaciones de la sociedad civil han estudiado el tema ni han analizado su impacto en la salud mental de los nicaragüenses. ¿Será que ven Acción 10 y Crónica como algo natural e inofensivo?

Si no hay heridos buscan sangre
Uno de los aspectos más visibles durante la semana fue que al no encontrar heridos, los camarógrafos seguían con avidez la sangre derramada sobre el pavimento o los destrozos de las motocicletas y vehículos. Los semi y primeros planos son evidentes. Como hurones rastrean los alrededores en búsqueda de algún elemento que pueda satisfacer su morbo para después trasladarlo a las pantallas.

Una aproximación distinta

La diferencia la hizo Joanner Noguera, de Acción 10. En un reportaje realizado en Jinotepe con las autoridades policiales, destacó que los delitos han disminuido en 835 casos en relación con el año pasado. Pasó tomas de todo el departamento de Carazo. La ocurrencia delictiva sigue siendo alta: entre 17 y 20 delitos diarios. Noguera destacó la preocupación de la PN por reforzar los planes de seguridad ciudadana.

Disputas sobre el cadáver
Los corresponsales de Acción 10 y Crónica, en Matagalpa, demostraron la competencia que mantienen por demostrar quién hace mejor su trabajo. Al corresponsal de Crónica no le bastó mostrar los pasillos llenos de sangre de la casa de don Simón Francisco Hernández, asesinado en San Isidro; fue en busca de su cadáver hasta la morgue. Igual hizo el corresponsal de Acción 10. Las tomas fueron sobre el rostro de Hernández.

Violación del Código de la Niñez

Las violaciones que comenten periodistas y corresponsales de ambos noticieros son reiteradas. Esta vez Acción 10 mostró de cuerpo entero a un niño que un hombre de 41 años se ha llevado del Colegio Canadá, en el barrio Jonathan González, en varias ocasiones. La Procuradora de Derechos Humanos y la Adolescencia debería ser severa en estos casos. Parecieran no conocer límites y ni importarles violar las leyes.

Controversia innecesaria

El veterano de la nota roja, José Abraham Sánchez, entró en controversia con un joven detenido por posesión de marihuana. “Para cometer delitos ahí no sos menor de edad”. Luego agregó: “Con seguridad mañana vas a estar haciendo lo mismo”. Todavía fue más allá, criticó el Código de la Niñez y Adolescencia, olvidando que sus mismos compañeros de trabajo lo violan sin recato. Ver para creer.

Hostigan y repreguntan

En muchas ocasiones hostigan y repreguntan de manera innecesaria a las personas involucradas. Dalila Álvarez, una joven reportera de Crónica, pareciera no escuchar las respuestas de sus entrevistados. Con una enorme impericia les vuelve a preguntar innecesariamente aspectos ya respondidos y sin ninguna trascendencia. Al menos en este aspecto Vega se debería preocupar por enseñar y pulir a estos jóvenes.

Los insomnios de Benedicto

Siempre me he preguntado si el joven Benedicto Balmaceda (Acción 10) padece de insomnio. Sin embargo, todas las mañanas aparece cargado de energías, para informar de los hechos de sangre ocurridos durante la noche. Mientras Balmaceda se regodea, Sergio Castillo permanece en la sombra. Jamás aparece en cámara. Prefiere seguir agazapado sin exponerse al escarnio público.

Murió en su ley

Siempre hemos elogiado el buen tino de Castalia Zapata, por eso nos resultó sorprendente que en el generador de caracteres haya puesto Murió en su ley, para referirse a una persona que pereció ahogada en el Lago Xolotlán, en el sector de La Chureca. Castalia siempre que reporta estos hechos se muestra muy cuidadosa, para no herir sensibilidades ni incurrir en violaciones de los derechos humanos. ¿Qué le está pasando?

Martes del crimen
En la férrea competencia que mantiene Crónica por disputarle la primacía a Acción 10, ha creado segmentos especiales con nombres espeluznantes. David Solórzano utilizó un montón de adjetivos, recurrió a la dramatización, la cámara rara vez se apartó de la sangre, la fotografía de la joven asesinada fue puesta varias veces en cámara lenta, utilizó el color sepia; parece que se cansó y ya no pudo más.

No estamos en el lejano Oeste

Con recursos de imágenes de un video aficionado, José Abraham Sánchez se encargó de hacer un corto con la interpretación que sirvió de fondo a la película El bueno, el malo y el feo, con la que se consagró en la pantalla Clint Eastwood. Se trata del litigio de una finca en el kilómetro 11 Carretera Vieja a León. El cortometraje de cinco minutos, revela la propensión de José Abraham de convertir todo en espectáculo. ¡Vaya mentalidad!

Apareció el secuestrado
El joven chinandegano que mantuvo la atención de los medios reapareció preso en Chinandega, tenía una causa pendiente por supuesto homicidio. La Policía Nacional duda que haya sido secuestrado. ¿Se trató de un autosecuestro? Crónica y Acción 10 no entrevistaron a su padre, quien hizo llamados de ayuda para rescatar al hijo. ¿Qué dice su padre sobre el particular?

El uso del generador de caracteres
Siendo la nota roja el plato fuerte de Acción 10 y Crónica, uno no comprende la forma descuidada con que utilizan el generador de caracteres. Unas veces identifican a las fuentes y en otras no. ¿A qué se debe esta actitud? Durante la semana fueron más las omisiones que las veces que lograron identificar a las personas. ¿Será que los jefes de información no les paran bolas? Deberían mostrar más profesionalismo.


*Director del Observatorio de Medios-Cinco