Róger Olivas
  •  |
  •  |
  • END

La democracia no se compra en la librería, se estudia de las librerías. Nicaragua en 1990 inició y enseñó al mundo el principio real de la democracia en nuestros pobres países – democracia con hambre etc.-, así partimos y así venimos tratando de aplicarla conforme nuestro aprendizaje, dentro del concepto cultural “trabuquero”, económico y social de los nicaragüenses.

Partamos de problemas domésticos más sensibles en la actualidad. CSE: la maravilla de Tarzán, cuando gano yo; un desastre cuando pierdo yo. Bonita conclusión. Para quien ganó en 1996, -no hubo “fraude”-, lo que hubo fue que botaron las boletas descaradamente a los cauces, y los perjudicados se tragaron como purgante la “derrota fraudulenta”, en pro de la estabilidad del país dentro de la incipiente democracia. Ahí el CSE era la mama de Tarzán, pero ahora que pierdo, chiquita cruz.

CSE, no cuenta votos, da los resultados de los votos que llegan de las mesas electorales, que están supervisadas cada una de ellas por fiscales de todos los partidos participantes: pero como pierdo el CSE es malo, tan malo que ni voy a la revisión del conteo protestado por los resultados no favorables a su equipo, no le dan chance de que contemos juntos –partidos y CSE-, las boletas de las mesas protestadas, según la reglas establecidas y no ven el desastre electoral en que dejaron al país todo manchado de pintas electorales. Mancharon como marabuntas todos los postes y señales de tránsito, incluyendo los de kilometraje en las carreteras, los postes blancos destruidos por colores de los partidos, los altos forrados de papeletas, casi hasta en los semáforos. Pintan la ciudad entera y la dejan manchada para volverla a remanchar en las próximas elecciones, sirviéndoles de guía para la próxima repintada. El CSE debería retener una cantidad de dinero a cada partido para que una vez terminadas las elecciones, salgan brigadas pagadas y controladas por el CSE, para limpiar las ciudades tan manchadas, y dejarlas limpias, como la encontraron los partidos. Este mal de las pintas trae accidentes, entre muchas cosas, también hay que componerlo reformando la Ley del CSE, y supongo que hay muchas cosas más que reformar, pero solo vemos, sin antes de comenzar, como Mandrake el mago, -fraude-, será que de antemano se está curando en salud por si pierdo, para seguir en su patín patinando, sobre lo mismo y por más de lo mismo.

Mientras tanto, florecen problemas externos que, dan la casualidad, caminan de la misma forma que caminan los problemas internos, tienen los mismos sistemas -todos contra uno-, a lo interno, y -todos contra Nicaragua-, a lo externo, Honduras, Costa Rica, Colombia, pero algunos nacionales inconcientemente no quieren ver esta “similitud”, y al no ver siguen actuando en lo mismo, “en una política” de que le vaya mal al adversario, -entiéndase Gobierno- y se llenan de presagios como aves de mal agüero, confundiendo los litigios de vecinos que quieren hacer “aca tucia” a nuestras tierras, con nuestras cuitas políticas, porque desde que la Patria está en peligro, todo lo demás se convierte en “cuita”; pero los políticos no actúan así, más bien abonan para el fracaso con gritos, como haciéndoles el lado, de gallogallina, de conocedores: -“perdimos, nos ganaron los ticos”-, se nos adelantaron, tenemos mala imagen, imagen de guerreristas, todo esto amparado en el remarque de ejemplos negativos en nuestra histórica de repartición de tierra que permitieron los políticos nacionales, conforme afirman los hechos de zarpazos contra Nicaragua, incluyendo a potencias imperialistas.

Pero gracias a Dios todas esas actitudes, afirmaciones y titulares son FALSOS, e “inexistentes”. La verdad es que - no ganaron los ticos-, ni -se adelantaron,- pero es todo lo contrario, como lo afirma el Dr. Carlos Argüello, experto y el más entendido en juicios ganados por Nicaragua en La Haya. El Dr. Argüello dice: -La Haya ya falló a favor de Nicaragua, por lo tanto esa corte no puede ahora fallar al revés, ni en contra de Nicaragua-.

Pero ahora nuevamente nuestros “amables” vecinos insisten en no acatar el fallo de La Haya, y disfrazan el mismo cuento con otra envoltura, ocultando siempre la verdad, que desde hace más de 100 años le tienen sed a nuestro río y al Lago Cocibolca. Ésa es la pura verdad, lo demás es puro cuento, y así lo describe como en un negativo el escrito del 15 de diciembre de 1973, hace 37 años, de Pablo Antonio Cuadra Cardenal (q.e.p.d.), quien escribe: -“Costa Rica siempre ha insistido, Nicaragua siempre ha cedido”-. Articulo nuevamente publicado el 24 de noviembre del 2010 en el diario La Prensa.

Ante esta situación, si algo hay que hablar, es que se aplique el fallo tal como lo dijo La Haya, -mojonar la frontera- y punto. Pero frases de aves de mal agüero….perdimos….se adelantaron….guerreristas, son mensajes a favor de los ticos y no son ciertos; en cuanto a la imagen de guerrerista, yo me siento muy orgulloso de tener esa imagen cuando se trata de defender mí patria. Pero, según parece, las “aves de mal agüero”, no.

Aquí la pregunta es, o somos bobos, o nos hacemos los bobos y/o hay intereses bajo la mesa; porque todos debemos estar claros (los que tienen dos dedos de frente), que el problema de nuestro vecino es que quiere tener agua, entendamos –agua-, y lo más cerca para ellos es Nicaragua, y como históricamente somos muy dadivosos, que regalamos tierra a Raymundo y todo el mundo, por intereses políticos, nos calumnian nuestros vecinos y levantan ficticios escándalos para entrar en el mundo de ver quién tiene más tapas… y que ruede la calumnia y a ver qué pasa. Para ellos todo es ganancia, no tienen ningún derecho, así que cualquier cosa, por chiquita que sea, es buena para ellos, porque los acerca cada día más a su objetivo real, el Lago de Nicaragua, lago Cocibolca-, pero algunos no ven esta situación portándonos como avestruz, que entierra la cabeza, para no ver lo que pasa afuera; modernamente esto podría ser el virus de mal agüero”, como ahora la ciencia llamada “stress”, que antes se llamaba “preocupación”, estar preocupados es igual a estar estresado, pero la verdad es que inconcientemente, o, peor, conscientemente, con estas posturas de algunos nacionales estamos vendiendo a favor de los vecinos, nuestra tierra, de ríos, lagos y volcanes, con expresiones, --ya perdimos, se adelantaron, guerrerista--. Son posiciones incorrectas porque van mezcladas con problemas domésticos políticos. Nadie ha podido mojonar la frontera Sur, llevamos más de 100 años, ¿por qué?...pero sí somos muy “luchos” en descubrir, aceptar y reclamar que en el Río San Juan de Nicaragua, no hay nada, que no invertimos nada, que está a la buena de Dios, y pasamos la página volviendo a los problemas domésticos, no avanzamos, vivimos atascados y así se enfrían las cosas y…seguimos sin mojonar, sigue el problema nacional, y continuamos con la política de que -Managua es Nicaragua-, y el país sigue repartiendo tierras.

Como patriotas solucionemos de una vez por todas este problema eterno, defendamos con hidalguía, firmeza y perseverancia nuestros recursos naturales en beneficio de nuestra tierra y de nosotros mismos, sólo así podremos resolver el problema más importante de todos los nicaragüenses,-tierra, su patria-, dejemos todo lo demás, todo, para que quiero elecciones e instituciones y magistrados probos y lo que sea cuando estoy perdiendo territorio, lo cual nos llevara tarde o temprano a defender Nicaragua, y no hablo de armas, sino de posturas y de hechos civilizados, como Nicaragua lo ha demostrado y lo sigue demostrando, ante los foros internacionales y nacionales. Dicen que las próximas guerras serán por agua, por lo tanto, no nos engañemos, el agua es el trasfondo de todo, incluyendo la “casualidad” de la presencia de los hermanos marinos de Norteamérica. Seamos serios y veamos cómo son las cosas, no continuemos con la política de las aves de mal agüero, defendamos con un solo puño nuestra tierra con todos los recursos al Río San Juan de Nicaragua.


*Publicista