Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Quiero que me apruebes esta solicitud de emergencia sin que pase por tu asamblea.-Vos no necesitás bendiciones sino Yo, por eso no te las mando pero sí te mando un profundo y sincero agradecimiento por lo que me has dado la vida y en la vida, y la que le has dado a mi pueblo; no obstante, quiero decirte que no has sido justo en lo que cada diciembre le dejás a Nicaragua. Desde que tengo uso de razón y desde la independencia en 1821, para no remontarme hasta la Colonia, las grandes utilidades que producimos solo se han distribuido entre los ricos como los únicos accionistas de esta hacienda que se llama Nicaragua.

Comprendo que la crisis por lo que vemos y sentimos en el pueblo, también te está golpeando allá arriba, por eso no te pediré ni dinero ni juguetes para mis hermanos, que ya llegamos a los seis millones, claro está, sin meter a los viejos ricos ni a los nuevos que dejaste con la piñata de los ochenta, la piñata tecnocrática de los cornac-Lacayos, la huaca condimentada con Jerez del otro Lacayo, la ineptitud y cohecho del visceral Bolaños, y válgame Tú.- (Dios), la actual Alba-piñata que está dejando más ricos al 0.8 % del 38 % que fraguaron sus buenas Navidades en 2006. Por eso querido niño Dios, sólo te quiero pedir algo que no te haga desembolsar nada de billetes no vayan a ponerse celosos los del Banco Ambrosiano del Vaticano.

Te pido que nos quités y ya no nos mandés a tanto gobernante inepto y rapaz, buenos solo para reelegirse como lo hemos padecido en los últimos doscientos años, que relevés a tus asesores aquí en la tierra que por la gran coima que reciben te informan mal, y hasta le dicen a los presidentes que ellos son elegidos por Vos, y que tienen poderes divinos y si se les pasa la mano con algunos pecaditos, bastará como penitencia hacer unos cuantos altares a la Purísima y otros cuantos nacimientos. Esto último sirve también para recordarle al pueblo que así es como quirés Vos que viva la gente; que duerman en un pesebre o sea en un petate, a la orilla del corral de la hacienda del patrón, con una vaquita, una gallinita y ahora con un chanchito y un burrito de los tantos que sobran en el gobierno como parte del Hambre 0.

Querido Niño Dios, antes te pedíamos pistolas, carritos de cuerda, muñecas y algo de comer, pero en eso ya no vas a gastar tus billetes pues con el avance tecnológico que hemos desarrollado ya superamos las asimetrías y somos competitivos en el mercado internacional. Ya lo hacemos aquí en Nicaragua.

Por ejemplo: las pistolas se las encargué a las pandillas del Jorge Dimitrov, a los del Iván Cisneros y los de los Laureles Norte, son hechizas pero cumplen el objetivo. Los lanza morteros y las bombas con unos cuantos activistas para que alegren la Navidad nos los va a regalar Gustavo Porras del excedente que le quedó de lo que estaba presupuestado para la oposición, pero como ésta ya está domada, quedó bastante material en el inventario. Los caballitos ya no son de cuerda por eso te digo que hemos avanzado, nos los van a dar los de Santo Domingo de abajo son unos cholenquitos pero algo es algo porque nos dijeron que los de pura sangre están solo para uso de la oligarquía tradicional y la nueva oligarquía danielista.

Los carritos nos los va mandar el Presidente ruso, porque está contentísimo al solidarizarnos con lo de Abjasia y Osetia, ya ante nos adelantaron los buses que se van a pagar al estilo Parrales Vallejo; yo quería unos Mercedes Benz, pero me dijeron que esos estaban reservados a la pareja presidencial, les dijo que te pediría que hablaras con Lula para que el mes los mandara pero como ya le entró el gusano de volver a la presidencia por lo que voy a esperar que entre en campaña después de la Roosef.

Sobre la cenita de noche buena y fin de año…Oh,.. ¡Qué alegría!.- me dijeron que fuera al Ministerio de Hacienda y pidiera un menú igual que el del cumpleaños del Ministro Guevara para que me sienta, aunque sea una vez al año, como un jeque petrolero del Medio Oriente; sólo tengo que llenar los términos de referencia y enviárselos al comité de adquisiciones, dicen que esas licitaciones aunque participen varios hoteles y restaurantes siempre las sirven en el SEMINOLE, como verás querido Niño Dios, Vos no vas a gastar nada porque ese festín nos lo va a pagar el mismo pueblo con los impuestos made in DGI. Ya me dijeron los miles de churequines que pululan por todos los basureros de Nicaragua que están alegres pues al ver la feria de la plaza La Fe con entrada gratis y juegos mecánicos gratis también, la cenita al estilo Guevara los va hacer sentirse como hijos de Kadafi o del heredero al trono de Corea del Norte.

Te repito querido Niño Dios, no te pido nada material, tan solo que nos liberés de gobiernos corruptos, de los mal llamados opositores sin excepción y el que se sienta libre de pecado que renuncie al cargo y como Saqueo devuelva todo lo saqueado (San Lucas, cap.191:10). Que nos liberés de tantos tamales que además de ladrones son cínicos.

Querido Niño Dios, quitame los deseos de querer ser líder tradicional al estilo de las paralelas históricas porque ya me está contagiando el virus de la reelección que tan letal ha sido para Nicaragua. Pero quiero seguir siendo líder de mi pueblo y me dijeron que si quiero llegar a ser un alto funcionario, alcalde o diputado, debo comenzar tirando morteros, agachar la cabeza ante los cónyuges presidenciales, irme por el Valle de la Asamblea donde me darán mi rolex, predicar unas cuantos salmos para que no me clausuren los medios de comunicación, venderme al mejor postor para quedar en Comisiones o Junta Directiva, palébrariar justificando leyes de emergencias. Will-lekears los documentos: proyectos de Ley, decretos etc, y a la inversa de Assange, sacarlos en el momento oportuno para el Ejecutivo; eso sí me quedó en la descomposición, digo, en la oposición.

Si soy del oficialismo debo sumarme a la Corte, hacer de bufón, obedecerle a la consorte y agachar la cabeza cuando me regañe en público, sumarme a la claque y aplaudir la dialéctica discursista del siglo XXI; ser oficioso defensor de causas perdidas, defender al amo porque nunca me dejará que le haga sombra. Hacerme el Santo cuando no me doy cuenta de lo que pasa a mí alrededor mucho menos en el mundo aunque ya todo esté wikileado. Para ser todo eso o parte de esto, me dijeron que después y solo para llenar la formalidad debería inscribirme en el Consejo Supremo Electoral donde uno de los Reyes Magos, Melchor Rivas, ya tendría las boletas holgadamente a mi favor.

Pero Yo no quiero nada de esto Niño Dios. Yo quiero una patria libre, donde no se roben los impuestos, donde no se enriquezcan unos pocos a costillas de los muchos que son los más pobres, donde no me roben las elecciones. Donde no ondee más bandera que la azul y blanco independientemente de las banderas que se enarbolen cuando se anda en campaña. Donde el erario sirva para la salud, la educación y el bienestar social para todos sin igualitarismos. Donde todos podamos trabajar sin necesidad de estar carnetizados. Donde todos tengamos las mismas oportunidades y entonces que cada quien pueda decir: tengo de acuerdo a mi capacidad y conforme mis necesidades. Tampoco quiero cuentos de Pancho Madrigal que ya suenan obsoletos y arcaicos y nos traerá siempre lo mismo.

Te pido querido Niño Dios nos quités el remedo de Poderes Autónomos del Estado que tenemos y nos hagás realidad el sueño de Motesquieu, para que el Poder Legislativo, el Poder Judicial y ahora el Poder Electoral no sucumban totalmente frente al absolutismo del poder real en que se erige el Poder Ejecutivo.

Y solo me quiero despedir pidiéndote que no surjan sátrapas ni en la Policía ni en el Ejército como en la antigua Persia, ahora que fueron aprobadas nuevas leyes de seguridad nacional. Y un último deseo querido Niño Dios,- ya es tiempo que jubilés a Papa Noel y Santa Claus, y todos aquellos que manosean los bienes celestiales; si mal no recuerdo en el padrenuestro se dice “hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo” y los vivianes de siempre dicen aquí en la tierra que al baboso ni Dios lo quiere.

Mucho tiempo en el cargo trae consigo la corrupción pues los corroe con el tiempo el ánimo de la tentación por apropiarse de lo ajeno, por eso es sana la alternabilidad tanto en el Poder Ejecutivo como en los demás poderes y todos aquellos cargos que manejan los intereses sociales. La gerontocracia en la mayoría de los casos solo ha servido para asentir la voluntad del jefe, para escribir a favor de él o justificarlo, para repartirse con él, el poder y los bienes que puedan sustraer.


No me regalés dinero ni juguetes, solo te pido eso querido Niño Dios.

jpue2010@Wikinikalics.com