•  |
  •  |
  • END

“Dele a un hombre un pescado y le darás de comer por un día, enséñale a pescar y le darás de comer para toda la vida,” es un axioma ampliamente aceptado entre la comunidad internacional.

Este axioma, sin embargo, deja de lado principios muy importantes: ¿Qué pasa si el hombre no está convencido de que necesita aprender a pescar? ¿Qué pasa si el hombre está convencido de la importancia de pescar, pero no tiene una manera confiable de obtener fuentes o insumos de pesca en el futuro? ¿Qué pasa si el hombre debería de ser una mujer? La verdad es que el mundo ha girado y en la actualidad enseñar a pescar, aunque sea necesario, ya no es suficiente para el desarrollo sostenible.

La forma en que se le enseña a una persona a la cual estamos ayudando, tiene implicaciones reales en cuanto a si él o ella será motivado a practicar la habilidad con regularidad o si se siente inspirada para enseñar esa habilidad a otras personas dentro de su comunidad.

Aun cuando los programas de desarrollo ocasionalmente producen resultados admirables; en la mayoría de los casos la forma en que se implementan pueden reducir su impacto y en el peor de los casos hasta pueden dejar a las y los beneficiarios en situaciones peores a las que se encontraban anteriormente.

Un error común es elaborar proyectos sin involucrar a las y los miembros de la comunidad, dejando que cooperantes, el estado o las ONG´s locales, elaboren y ejecuten los proyectos en su totalidad, sin un entendimiento claro de las cosmovisiones y los estilos de vida de las y los beneficiarios.

Un efecto claro de este error al elaborar los proyectos es que en muchas comunidades se manifieste hoy en día un comportamiento egoísta e individualista, que acorde a la teoría del gen egoísta (es decir por qué voy a hacer yo lo que otros pueden hacer por mi) ha hecho que muchas comunidades en las que se ha invertido mucho dinero y cooperación no progresen, ya que una vez que finalizado el proyecto las cosas regresan a su estado inicial, Por lo que alcanzar los resultados esperados de esta manera se vuelve una tarea casi imposible.

El reducido y momentáneo impacto que produce el proyecto se limita al pago de los salarios de unos cuantos, lo que además causa divisiones en la comunidad, sus lideres pierden credibilidad y aquellos individuos identificados inicialmente como beneficiarios se vuelven progresivamente dependientes de que actores externos hagan por ellos lo que en realidad les corresponde.

El desarrollo sostenible, normalmente, tiene dos componentes: el primero es que este tenga un “ potencia duradero”, y el segundo tiene que ver con “medio ambiente”. Medio ambiente se refiere simplemente al hecho de que el esfuerzo de desarrollo no cause daños irreparables en el medio ambiente o los recursos naturales cruciales para lograr el desarrollo sostenible, el Potencial duradero se refiere al grado en que el proyecto tiene la unidad y los recursos disponibles para continuar por tiempo indefinido y más importante aun es que con el tiempo se logre que este funcione con mínima o ninguna asistencia externa. Un elemento intrínseco del potencial duradero es el cambio de comportamiento: es decir que la población local está plenamente facultada para adoptar la tecnología a nivel individual y también a asumir la responsabilidad colectiva para el proyecto, aun cuando la ayuda externa se vaya, otro elemento muy importante es que la comunidad perciba y se apropie de cómo este proyecto los va a beneficiar y el cambio que este generara en sus vidas.

Un ejemplo claro en la costa Caribe son las escuelas de liderazgos móvil financiadas por el fondo internacional de estudiantes y docentes de noruega y la escuela de la excelencia y de agro forestaría financiadas por la cooperación noruega y SAIH, estos proyectos combinan los dos componentes el componente ambiental y el componente de durabilidad en el tiempo, pero también se combina con alto nivel de educación ciudadana y concientización, por lo que de retirar el apoyo estas dos proyectos deberían poder subsistir sin la cooperación internacional ya que la comunidad y los beneficiarios indirectos cuentan con la habilidades suficientes para seguir desarrollándolo.

¿Cómo se logra este tipo de resultado y por qué este proyecto es diferentes a muchos otros?, simple y sencillamente porque estos dos proyectos surgieron de necesidades reales de las comunidades y se conto con la participación de los actores locales, tomando en cuenta sus opiniones y recomendaciones, así mismo estos proyectos enseñan a los beneficiarios a reproducir sus conocimiento. Otra ventaja es que los materiales y recursos que son utilizados en la elaboración de artesanías, sillas, tambores etc. son insumos locales que se encuentran en la comunidad y los educadores son de la comunidad por lo que conocen la cosmovisión y la cultura de los pueblos indígenas y a frodescendientes.

Una buena dosis de educación, autoestima, cultura e historia son fórmulas perfectas, que se han conjugado para que este tipo de proyectos, productivos y educativos, sean en realidad proyectos auto sostenibles y con gran impacto, en la vida de los beneficiario, ya que no solo se enseña a pescar también se les enseña fabricar las redes de pesca, permitir la reproducción continua de las especies y también a transmitir estos conocimientos a las nuevas generaciones. “Demandemos de hecho lo que es nuestro por Derecho”


*Movimiento Jóvenes Estableciendo Nuevos Horizontes