•  |
  •  |
  • END

La búsqueda de la paz, la armonía, el respeto, el compañerismo, la cortesía, la esperanza y la solidaridad se expresa en la poesía dariana, pero también en donde se demanda su concreción. Sobre estos aspectos Rubén Darío escribió e hizo público, pero que en la actualidad, es evidente su no aplicación.

Dos de esos aspectos lleva el lema del IX Simposio Internacional Rubén Darío como es “Esperanza y Solidaridad”, y que es una actividad cultural, que se desarrolla en Santiago de los Caballeros de León, donde niños, jóvenes y adultos deben involucrarse de carácter obligatorio. Rubén Darío no fue un ciudadano común escribiendo fantasía, sino un ser humano pendiente de los cambios sociales, políticos y culturales, como lo refleja Oda a Roosevelt.

En esta poesía se resalta el valor de la solidaridad como elemento formador del ser humano, cómo debe ser para convivir en el mundo y llegar a ser mejores hombres, mujeres, padres, madres e hijos. Donde en la formación la persona solidifique sus conocimientos para ser buenos políticos, dirigentes y gobernantes. Solidaridad que como valor en la actualidad se trata de promover desde distintos escenarios. Un valor que la humanidad ha ido perdiendo, ya que elementos productos de la globalización han llegado muchas veces para quedarse. Pero que a la par también hay antivalores como el individualismo, el egoísmo y sobretodo el personalismo que son evidentes cuando por cegueras ya sea de algún tipo de autoridad o no, tratan de negar la participación o el reconocimiento de otras personas que verdaderamente dan su aporte a la cultura, a la política, a la sociedad.

Durante este Simposio Internacional es interesante la apertura de la mesa para jóvenes y una oportunidad que tendrán para conocer el pensamiento de otros jóvenes que gustan de la poesía, criticar y proponer, y ser parte del universo dariano. Es un el lugar donde entra la participación activa de los estudiantes universitarios y de secundaria, muchas veces perdidos, desconocen e ignoran a Darío y nada más lo recuerdan por algunas facetas que al igual que todo nicaragüense común también las tiene. Pero hay un mal social que nos ataca casi a todos y es la falta de reconocimiento de nuestra gente. No tenemos esa valentía para resaltar el valor tan esencial del ser humano que se expresa desde la prosa o el verso, el sueño y la praxis, el mundo eterno y el interior del mismo.

En otros simposios fue destacada la participación de universitarios de El Salvador, Guatemala y Panamá, mientras de Nicaragua es mínima, tomando en cuenta que León es la ciudad intelectual universitaria y corredor de Darío.

En la mesa hay expositores como la salvadoreña Francisca Alfaro con el tema “Oda a Roosvelt: Rubén Darío y la solidaridad con los pueblos americanos”, Karly Hermanson de Estados Unidos con “La identidad de América: Rubén Darío y José Santos Chocano” y la nicaragüense Eunice Shade con “Acercamiento crítico a la cuentística dariana”. Exposiciones que de una u otra menara hacen referencia a la esperanza y la solidaridad que Rubén Darío expresa en su poesía.

Otro aspecto es el reconocimiento, el cual tímidamente lo hacemos. Antena 3 televisora española en un programa sobre Centroamérica en 2010 incluyó a Darío como la principal figura del pensamiento y de la poesía centromericana. La periodista en esa ocasión dijo “yo incluso me atrevería a decir que es uno de los grandes nombres de la literatura universal, porque la poesía de Rubén Darío trasciende las fronteras de su Nicaragua natal. Es el máximo representante del modernismo literario en castellano. Su obra es amplia gracias a que Francisca Sánchez, su pareja hasta su muerte, donó un archivo personal a la Universidad Complutense de Madrid…” y posteriormente un reportaje en donde resaltan los más de 5 mil documentos escaneados, donados en 1956, muchos de los cuales se encuentran en la página web como libros, fotos, revistas, notas, tomados de los originales. Es magno el valor de éste que se ubica en la cámara acorazada de la biblioteca histórica Marqués de Valdecilla de la universidad desde 2008 y las autoridades considerando la riqueza se propone brindar el servicio público para el enriquecimiento intelectual y conservación adecuada de los documentos.

Darío fue reconocido por sus contemporáneos como Juan Ramón Jiménez, Manuel Machado, Unamuno y otros que también navegaban en la poesía y quizá con mayores oportunidades de promoción dadas las condiciones económicas o políticas de sus países.

Desde este 15 de enero el ciudadano común como yo, tiene la oportunidad de enriquecerse en el Simposio, no importan las críticas, negatividades o la condición económica, no es por una autoridad extraordinaria, es por Darío, por León, por Nicaragua, por todas y todos “porque horrar a Rubén nos honrra”.

*Comunicador Social

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus