•  |
  •  |

Los corruptos de aquí van adquiriendo categoría mundial. Como decía Roosevelt son lo que son pero son nuestros. Por supuesto en la sociedad capitalista desarrollada tienen extraordinarios ejemplos que los impulsan a emularlos. Mencionaré dos de los más recientemente divulgados: Marcial Maciel y Silvio Berlusconi.


El caso de Maciel y sus legionarios se convirtió en el epicentro de la tempestad que ha azotando al Vaticano por los numerosos casos de pederastas clericales descubiertos en Estados Unidos y en Europa.


El caso de este sacerdote pederasta, Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, puso al descubierto una tupida red de complicidades con gravísimos delitos sexuales y de corrupción financiera en los más altos niveles del Vaticano. Primero pareció que el Papa Benedicto XVI sería firme con la Legión. Pero las aguas amainaron. El Papa echó marcha atrás. Y aunque reconoció que Maciel fue corrupto, no quiso ni castigar a los encubridores. El antiguo Papa Juan Pablo II, uno de los encubridores, será beatificado el Primero de Mayo.


La jerarquía eclesiástica aún tiene la oportunidad de usar la práctica de decir toda la verdad sobre si misma sin ocultar nada, como patrocinaban los griegos. Esto tiene que ver con el examen de conciencia, con el “conócete a ti mismo”, con el coraje de decir la verdad sin disimular sin retórica que pueda cifrarla. El riesgo de la verdad significa un ineludible compromiso con la justicia.


Otros podrán exclamar si eso pasa en la Santa Madre Iglesia de qué extrañarse, cuando aquí cuentan con la bendición del Purpurado.


Por otro lado tenemos los escándalos financieros y sexuales que han marcado la vida del primer ministro italiano, salpicada por la polémica. Se informa que una jueza de Milán ha decidido enviarlo a juicio por abuso de poder (concusión) e incitación a la prostitución de menores en el caso Ruby.


El juicio contra Il Cavaliere comenzará el 6 de abril ante tres magistradas de la Corte milanesa, donde Berlusconi tiene pendientes dos procesos más, además de una audiencia preliminar. El caso Mills, en el que se le acusa de corrupción en acto judicial, que se reanudará el 11 de marzo, y el proceso Mediaset, en el que está imputado por un supuesto fraude fiscal, que se retomará el 28 de febrero. Finalmente se encuentra en fase de audiencia preliminar el caso Mediatrade, en el que se debe decidir si se le juzga por apropiación indebida y fraude fiscal.


Para rematar está su divorcio, realizado a solicitud de su ex mujer, Verónica Lario, a causa de los escarceos de su ex marido y tras haberlo criticado por seleccionar a varias candidatas para las elecciones europeas por su belleza física.
Varias jóvenes han declarado en distintas ocasiones haber recibido dinero por acudir a fiestas de Berlusconi. El diario La Republica informó en 2009 que la Justicia investigaba 5 fiestas celebradas en residencias oficiales de Berlusconi, en las que pudo haber prostitución y consumo de cocaína.


Pero además de corrupto es caradura y se aferra al cargo como en su tiempo lo hizo el defenestrado amigo de los Estados Unidos, el raíz Mubarak.

Regresando al terruño, resulta conveniente para la imagen del candidato ilícito e ilegal, que el orteguismo ponga freno a sus funcionarios que desdicen de la gloriosa tradición del sandinismo, en vez de premiarlos, como ocurrió con la viceministra compradora de artículos que vendía su mamá. Premiada por su devoción filial.