•  |
  •  |

Desde que inició su gobierno el presidente Ortega, ha recibido dos grandes derrotas estratégicas en sus pretensiones reeleccionistas, a saber: durante cuatro años consecutivos bregó porque se realizara la reforma constitucional que legalizara su obsesión, la reelección presidencial, sin embargo, llegamos al cuarto año, la última oportunidad del Señor Ortega para realizar reformas constitucionales y tampoco lo logró, acabándosele el tiempo para ello, lo cual debe considerarse como una derrota estratégica en sus pretensiones reeleccionista. La segunda gran derrota estratégica es la no elección de los 25 cargos de elección indirecta por la Asamblea Nacional, pues pese al chantaje, amenazas y halagos jugosos, no logró que sus “cuadros” continuaran legalmente en dichos cargos, y con ello la continuidad en los mismos lo hacen de manera ilegal, usurpando funciones, y por ende todo lo que se derive de ellas, estará sujeto al cuestionamiento y a la ilegalidad.

Estas dos derrotas estratégicas han llevado al Presidente Daniel Ortega, a la desesperación por resolver el tema de su eventual candidatura, y a abusar de manera inescrupulosa de la concentración de poder que tiene en sus manos, para empujar a los poderes del Estado e instituciones a contravenir su propia naturaleza y a la propia Constitución, pues tal como lo han dicho y escrito, como una expresión del autoritarismo, “la reelección va a como sea y a como de lugar, cueste lo que cueste, cualquiera que se el costo a pagar, esta dispuesto a hacerlo”, así lo ha reiterado una y otra vez. Entre los actos ilegales y escandalosamente inconstitucionales sobresale la sentencia No. 504; Corte Suprema De Justicia.- Sala de lo Constitucional.- Managua, diecinueve de octubre de dos mil nueve.- Las cinco de la tarde.- EXP. No. 602-09, la que a continuación paso a explicar:

1.     Esta sentencia  de la Sala de lo Constitucional declara la inaplicabilidad del Artículo 147 Cn., que establece la prohibición para quien hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República y quiera serlo para el período siguiente (continuo), o la hubiere ejercido por dos períodos presidenciales; b) el Vicepresidente de la República o el llamado a reemplazarlo, si no ha renunciado al menos doce meses anteriores a la fecha en que se efectúa la elección para el período siguiente; …” también declara inaplicable en lo referente el Artículo 178 Cn., relacionado con los alcaldes y vicealcaldes, que no podrán ser reelectos para el período inmediato siguiente.

2.     Ordena al Consejo Supremo Electoral librar Certificación para que los ciudadanos recurrentes se les tenga como aptos de Derechos Políticos – Constitucionales – Electorales, para participar en las contiendas electorales a realizarse en los años 2011 y 2012.

Esta sentencia es ilegal por:
a. La resolución del Consejo Supremo Electoral ante la solicitud de declarar la antinomia, (contradicción) entre el principio constitucional de la igualdad incondicional y el de las prohibiciones par ser candidato a la presidencia y candidato a las alcaldías, declarando “NO LE CORRESPONDE A ESTE CONSEJO SUPREMO ELECTORAL RESOLVER TAL ANTINOMIA”, no puede ser considerada como un AGRAVIO, pues es una simple solicitud en términos administrativos, que no causa perjuicio ni daño a nadie, pues el agravio es el fundamento del Amparo.

b.     La antinomia constitucional no existe, todo lo contrario el artículo 147 Cn reafirma el principio de igualdad señalado en el artículo 27 Cn. pues, parte del hecho de que toda inhibición presidencial referida en el 147 es precisamente para que todos los candidatos en una elección presidencial vayan en un mismo plano de igualdad, evitando así las desventajas que traería para un candidato que no esté en el poder en el momento de la elección, con respecto al uso de los bienes del Estado, para citar un ejemplo.

c.     No hay agravio, porque esta prohibición constitucional existe desde la Reforma Constitucional de 1995 o Ley 192 publicada el 4 de Julio de 1995, en la Gaceta. ¿Como es posible que las “brillantes mentes de esta Sala Constitucional” no se dieran cuenta de que hay una prohibición que causa antinomia con el principio de igualdad incondicional sino quince años después? Si no hay agravio, no hay lugar al Recurso de Amparo, sin embargo La Sala Civil II del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), constituida por Orteguistas confesos, la admite.

d.     La conformación de la Sala Constitucional, es totalmente anómalo, pues se desprende de la misma sentencia que a la 1 pm del 19 de octubre, se dicta un auto en que se invita a los Magistrados a integrar la Sala de lo Constitucional, y por no acatar todos el auto en mención, a las 4:30 pm del 19 se procede a integrar Magistrados de otras Salas para resolver el Recurso de Amparo.

¿Quienes son los magistrados que no se presentan? los que denominados liberales, ¿quienes son aquellos con que los sustituyen? Con los magistrados de otras salas, ¿quienes son?, pues los otros Magistrados denominados Sandinistas. ¿Por qué tenía que ser ese mismo día en el que se conformara la Sala constitucional, porque no esperaron al día siguiente, y por que tuvieron que hacerlo tres horas y media después de citados?

e.     Se conforma la Sala constitucional irregularmente con los de su mismo partido, sin esperar siquiera respuesta de los presuntos magistrados ausentes, sin hacer una segunda citatoria, si es que hubo la primera, lo que vuelve ilegal su conformación, por lo tanto una Sala Constitucional espuria solamente puede producir una sentencia espuria.

f.     Sorprendentes plazos y términos: Activan el proceso el día viernes 16 de octubre a las 2: 20 pm ante El Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM). A las 4:10 pm, del 16 de octubre, la Sala Civil No. 2 del TAM, admite el recurso.  El lunes 19 de octubre a las 8:30 am se personan los supuestos afectados, a las 9:40 am la Procuraduría General de la República (PGR), a las 10:30 am lo hacen los Magistrados del CSE,  a la 1 pm del 19 de octubre se dicta un auto invitando a los magistrados a integrar la Sala de lo Constitucional, y por no “acatar” todos el auto en mención, a las 4:30 pm del 19 se procede a integrar magistrados de otras salas para resolver el Recurso de Amparo. A las 5 pm se aprueba, se firma y se da lectura ante los medios de comunicación. Es de destacar los vertiginosos traslados y los plazos en que se hacen todas las diligencias y la presentación de escritos, sobre todo llama la atención el plazo que se utiliza desde que se integra la sala, a las cuatro y treinta, y a las cinco de la tarde se firma la sentencia, y ya a esa hora está preparada la conferencia de prensa. Es imposible que en media hora se pueda preparar una sesuda sentencia de 12 folios tamaño legal o sea 24 páginas, con toda una serie de referencias conceptuales, jurisprudencia y doctrina, sin embargo, lo hicieron, lo que les pone en evidencia todos los atropellos procedimentales y la desnaturalización y metamorfosis de Magistrados de la CSJ a operadores políticos.

g.     Finalmente es de señalar que la presunta Sala Constitucional y la Corte Plena conformada irregularmente con Conjueces, al haber resuelto “inaplicable el Arto 147” en lo que hace a las prohibiciones antes referidas, asume funciones que no le han sido atribuidas, invade funciones de otro poder, como es el Legislativo, declarando prácticamente inconstitucional a artículos de la constitución, violando flagrantemente el Arto. 130 Cn, que señala que (…) ningún cargo concede a quien lo ejerce, más funciones que las que le confieren la Constitución y las leyes, y el Arto. 183 Cn. que reza “ningún poder del Estado, organismo de gobierno o funcionario tendrá otra autoridad, facultad o jurisdicción que las que le confiere la Constitución Política y las Leyes de la República, y el Arto 182 Cn. La constitución Política es la carta fundamental de la República; las demás leyes están subordinadas a ella. No tendrán valor alguno las leyes, tratados, órdenes o disposiciones que se le opongan o alteren sus disposiciones. En conclusión esta sentencia es nula, de nulidad absoluta, por ser ilegal, inconstitucional e inmoral. La candidatura del señor ortega es inconstitucional e inmoral.