•  |
  •  |

El empobrecido pueblo de Nicaragua está siendo convocado por los usurpadores magistrados del Consejo Supremo Electoral para las elecciones generales del 06 de noviembre, en las cuales se elegirán autoridades nacionales, para el próximo quinquenio. En los desempleados y hambrientos de esta nación, cada vez que hay votaciones resurge la esperanza, piensan que con la elección de nuevas autoridades se resolverán los crónicos problemas económicos y sociales que los aquejan, se reavivan los sueños de salir de la pobreza y del olvido, y tener un mañana más promisorio, los anhelos adquieren fuerza cuando el pueblo escucha los fogosos discursos electoreros de los políticos que aspiran llegar a la silla presidencial o al curul de diputado.


La verborrea de los políticos intenta vender el mismo producto de promesas no cumplidas, exponen su mercancía como mejor que la que ofrece la competencia. Todos se dicen ser auténticos demócratas, pierden la voz de tanto gritar a los cuatro vientos que ellos son los legítimos representantes de la clase trabajadora. Los políticos que están en acera contraria, se dicen paladines de la libertad, repudian todo signo de dictadura, condenan la reelección y el continuismo, pregonan los consensos políticos, esta clase de políticos se declara fiel amante de la democracia.


La propaganda de los políticos debe ser confrontada con la práctica para detectar si el vendedor (el político) está engañando o estafando al comprador (el elector). Para ahondar sobre este asunto, tomemos como parámetro a las fuerzas políticas más relevantes y que tienen la posibilidad de obtener un buen porcentaje de votos, entre estos está el  FSLN, PLC y UNE, llamada ahora Alianza PLI, ya que ALN y APRE, seguramente no alcanzarán el 4% mínimo de los votos.


FSLN: lleva un candidato a la presidencia ilegitimo e ilegal, este partido hace tiempo dejó de ser revolucionario y democrático, es un partido empresarial de naturaleza familiar. Todos los que trabajan en esa empresa son empleados disciplinados y subordinados a la familia Ortega-Murillo. Dentro de ese consorcio no se admiten disidencias, no existe democracia, lo que existe es la autocracia. Las decisiones en materia política las toman la pareja presidencial sin consultar, ellos manejan el negocio acorde con sus intereses. Dicen representar a los pobres, pero tienen al 70% del pueblo muriéndose de hambre por falta de empleo. La millonaria ayuda venezolana la manejan como patrimonio personal, y las migajas de esos fondos las distribuyen entre los más incondicionales y serviles, así surge una nueva clase capitalista, que tiene presencia en los principales rubros de la economía nacional.


PLC: lleva de candidato presidencial al político más corrupto que ha tenido este país, después de la familia Somoza. Veinte años atrás, el caudillo de este partido era un simple vendedor de huevos y carbón, era un palmado como se dice en buen nicaragüense. Se metió a la política en los años noventa del siglo pasado, y su carrera de corrupto la inicia como Alcalde de Managua donde hizo de las suyas, amansando los primeros centavitos, la saca de jonrón llegando a la Presidencia de la República en 1997, pues en cinco años se llevó en el saco 100 millones de dólares, por lo cual fue condenado y absuelto penalmente por su socio político. Este político, al igual que el caudillo Ortega, maneja al PLC como si fuera la hacienda “El Chile”. El PLC es patrimonio familiar de Arnoldo Alemán, al punto que nadie dentro del partido se atrevió confrontar la candidatura presidencial del caudillo rojo manchado. En estas elecciones los familiares de Arnoldo, son los que encabezan los primeros puestos de diputados. En un desesperado esfuerzo por no morir políticamente, el caudillo liberal corrupto, imitando a su socio político (Daniel Ortega) anda pidiendo perdón al pueblo de Nicaragua por los errores cometidos y pide que se le dé una nueva oportunidad para gobernar.


Alianza PLI-UNE: lleva de candidato presidencial a don Fabio Gadea Mantilla, en los corralillos políticos se comenta que Gadea es una marioneta del banquero Eduardo Mantealegre, éste fue quien lo lanzó a la palestra como político. El candidato UNE es vendido como un político incorruptible, de ganar las elecciones llevará al Estado la revolución de la honradez. Los ejes de propaganda de UNE, se funda en el principio de la no reelección y en el consenso político. Sin embargo dentro de los movimientos políticos que integran la alianza, está el MVCE, MRS, PAC, PLI, RN, PLCVN y Conservadores, todos los diputados del MVCE y MRS, quieren reelegirse en el curul cueste lo que cueste. UNE, firmó la alianza el 16 de Diciembre del año pasado, la cual tiene como fundamento el consenso político, empero, las decisiones para la escogencia de los diputados, se está haciendo por medio de una cúpula llamado Consejo Político de Managua, donde está saliendo ha relucir el famoso dedazo. Un diputado que está desesperado por repetir, expresó que el consenso es sólo para la cúpula de Managua y que los Consejo Político de los departamentos están pintados en la pared, sus miembros no tienen voz ni voto. Lo que hace UNE, es lo mismo hace el FSLN y el PLC, es decir es el mismo mono con distinto rabo.

*Abogado y Notario Público