Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En relación con el artículo de opinión titulado: El Coronel no tiene quien le escriba. Quisiera agradecerle al señor Juan Bosco Acosta López la preocupación que muestra por mi persona. Lamento que no conozca los motivos reales de mi retiro, ni las aspiraciones personales que tengo. Sólo le diré que desde un comienzo apelé a mi retiro, ante la instancia correspondiente, por considerarlo atípico, de facto y violatorio de mis derechos. Como suele suceder en Nicaragua, después de casi un año, no he recibido repuesta.

A pesar de su oposición sobre lo que yo escribo, pienso y vivo, lo siento mucho por usted, ya que lo continuaré realizando. Me siento contento porque “El Coronel ya tiene quien le escriba”.


Atentamente.


*Abogado, Notario Público
Coronel ®