•  |
  •  |

La Educación Superior frente a los desafíos contemporáneos fue la Lección inaugural con que inicio este año lectivo, la Universidad Centroamericana (UCA). Toda lección inaugural conlleva en sí la parte conceptual de la visión y misión de la misma; en perspectiva de calidad académica, la calidez humanística y su inserción dentro del desarrollo social, económico y político de nuestro país. La Universidad Centroamericana es un centro de educación superior, regentada por Orden Católica de la Compañía de Jesús, habiendo sido fundada en 1960. La UCA está considerada entre las diez mejores universidades de Centroamérica.
En esta ocasión, y de forma privilegiada, la  Lección Inaugural estuvo a cargo del Dr. Carlos Tünnermann Bernheim Premio “Dr. Carlos Martínez Durán” de la Unión de Universidades de América Latina (UDUAL), correspondiente al año 2004. Siendo rector de la UNAN encabezó la investigación que culminó con el descubrimiento de las Ruinas de León Viejo (1967).Y logró la constitución y legalización de la autonomía universitaria. En la época que fue Ministro de Educación se llevó a cabo la Cruzada Nacional de Alfabetización (1980). Es autor de numerosos libros sobre educación superior, literatura e historia.

El doctor Carlos Tünnermann introduce su Lección Inaugural planteando los desafíos contemporáneos, siendo su eje principal la globalización y la emergencia de las sociedades del conocimiento, de lo cual la universidad de hoy no puede sustraerse. Es por eso que el primer desafío de la universidad -dice el Dr. Tünnermann- “Es asumir críticamente estas funciones. En síntesis, la educación superior contemporánea –agrega- debe estar al servicio del paradigma compendio proclamado por las  Naciones Unidas para orientar el rumbo de la sociedad en el siglo XXI: el desarrollo humano sostenible”.

A la par de la tecnología y el desarrollo económico la universidad debe dar respuestas  a estos desafíos, donde: “Será preciso construir una modernidad ética, que mantengan los valores del humanismo y de la igualdad de derechos entre todos y cada uno de los seres humanos, subordinando el poder técnico y político a los valores de la ética”. Basado en estos  principios la UCA busca la investigación, el desarrollo en conjunto con la acción social.

Otro punto relevante en esta Lección Inaugural es la resignificación de la función social de la universidad, ya que toda universidad tiene un compromiso social, de vivir redefiniendo su misión en cada momento, para integrarse plenamente a la sociedad, en un diálogo  de pertenencia y empoderamiento social. Al respecto, el Dr. Carlos Tûnnermann nos ilustra: “La universidad es un espacio privilegiado para el desarrollo de la reflexión crítica, la formación de ciudadanos y profesionales conscientes de sus responsabilidades y comprometido con su desarrollo humano y sostenible de su nación”.

Sobre la autonomía universitaria, el Dr. Carlos Tünnermann, aclara: “Autonomía no significa volver por antiguos fueros medievales. Autonomía y silencio son, en mi opinión, incompatibles. Si la universidad goza de autonomía es para ejercerla y aprovechar su disfrute de  libertad para opinar razonablemente. La universidad que guarda silencio ante su problemática, menosprecia su autonomía. Sin el ejercicio proactivo de la autonomía se frustran buenas partes de los fines más nobles de la Universidad”.

Todas estas transformaciones incluyen las nuevas perspectivas de la pertinencia y la calidad, académicos, los nuevos modelos las redes académicas, tomando como base las sociedades del conocimiento; la construcción de espacios supranacionales, como un lazo de unión y de encentro con otras universidades. Finalmente, el Dr. Carlos Tünnermann plantea nuevos modelos a seguir en lo educativo y lo académico, la educación superior a distancia, la interdisciplinaridad, el currículo, que nos lleve a esa universidad del futuro, una universidad dinámica, abierta, permanente, unificadora, una universidad de todos y para todos.