•  |
  •  |

Las mujeres somos mujeres con derechos titulados por la Constitución Política de Nicaragua,  que el Estado y sus instituciones –Policía, Fiscalía, juzgados, Ministerio de la Salud, Instituto de Medicina Legal y otros—, deben garantizar se respeten esos derechos. El Código Penal de Nicaragua reconoce la violencia Doméstica o Intrafamiliar y la define: quien ejerza cualquier tipo de fuerza, violencia o intimidación física o psíquica contra su cónyuge o conviviente en unión de hecho estable, contra la persona  a quien se halle o hubiere estado ligado de forma estable por relación de afectividad, sobre los hijos propios del cónyuge o del conviviente (hijastros), sobre ascendientes o discapacitados que convivan con él o ella, o que se hallen sujetos a la patria potestad, tutela o guarda de uno u otro.

Es importante que la víctima comparta con sus familiares, amistades, compañeros de trabajo o personas de su confianza, la situación que está viviendo en sus hogares, ya que estas personas pueden brindar su testimonio en juicio cuando la victima decide denunciar.

Denuncia la violencia, no te quedes callado. El primer paso es romper el silencio. Acude  a la Estación de Policía más cercana. Lleva dos o tres testigos que tengan conocimiento de lo que has vivido, hay que someterse a un proceso, ser valorado psicológicamente; esta parte del proceso es muy importante, se necesita el dictamen del médico forense para demostrar el daño psicológico de la víctima y de esta manera llevar la causa a juico oral y público. El Ministerio Público o Fiscalía tiene el deber de velar por el respeto de tus derechos, integridad física, psíquica y moral. Si te sugieren realizar un trámite de mediación: recuerda que en las situaciones violencia doméstica o intrafamiliar, las mediaciones no solucionan el problema, sólo agudizan la situación y te exponen a un nuevo maltrato, y promueve la impunidad del delito.

No nos confundamos en el caso de las faltas penales el trámite de mediación es obligatorio como requisito de ley, en los delitos no son obligatorios, es opción de la víctima. Si decides mediar toma como referencia lo siguiente: asesórate sobre los derechos y condiciones con el Fiscal o las abogadas de Comisaría, garantizar que la mediación incluya medidas de protección de urgencia y, por último, que ese trámite de mediación sea inscrito en el libro de mediaciones de los juzgados, para que, en caso de incumplimiento por parte del agresor, sea considerado como antecedente.

*Asesora Legal Comisaría de la Mujer.
grethel.selva@gmail.com