•  |
  •  |
  • END

Los legisladores liberales José Pallais y Francisco Aguirre consideran que fue positiva la mediación del embajador John Negroponte, segundo jefe del Departamento de Estado de Estados Unidos, entre el gobierno de Nicaragua y el de Colombia, para que ambos países evitaran un conflicto en el meridiano 82.

Para Pallais, la “gestión oficiosa” de Negroponte es parte de los esfuerzos que algunos países del área hacen para que en la región impere la paz. El jefe del Departamento de Estado para Centroamérica, Jonh Feeley, reveló en una entrevista con EL NUEVO DIARIO que Negroponte se reunió por separado con el canciller Samuel Santos y con el de Colombia, Fernando Araújo, y les pidió que el conflicto limítrofe marítimo entre los dos países se resolviera en la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

“Es positivo que Estados Unidos haya intervenido para que ninguno de los países se saliera del marco constitucional”, expresó Pallais

“Respeto mutuo”

Aguirre, por su parte, cree que es conveniente que el gobierno esté “manejando relaciones cordiales con Estados Unidos, pues son nuestros vecinos, uno de nuestros mayores socios comerciales y financian buena parte del desarrollo de Nicaragua”.

“Se debe actuar conforme a los intereses de la nación, y la relación debe ser de respeto mutuo”, expresó Aguirre, también ex canciller de la República.


Problemas de la propiedad
Otro factor importante para que las relaciones entre ambos países sean productivas es el tema de la propiedad. “Hasta la fecha no hemos visto muchos casos resueltos en este año”, expresó Feeley, quien agregó que el gobierno estadounidense ha insistido en que el gobierno de Nicaragua “debe tomar las medidas para resolver estos casos de una vez por todas”.

A juicio de Aguirre, este ámbito es de suma importancia, “pero algún día -–en la medida en que cesen los reclamos-- se agotará”. Entonces, considera el diputado, se deberá pensar en evitar “irritantes innecesarios”.

Un “irritante innecesario” podría ser que el presidente Daniel Ortega hoy, que lo visitará su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, se meta en el lío entre Ecuador y Colombia.