•  |
  •  |

Cada vez que se aproximan las elecciones, la ubicación de los desmovilizados de la Resistencia como sujetos políticos, se convierte en una pregunta obligada

¿Dónde se ubicará la contra en las próximas elecciones presidenciales?

La Resistencia se mantiene en el sector democrático, aunque en algún momento hemos respaldado otras opciones políticas. Consideramos que en este momento, la inmensa mayoría de la Resistencia Nicaragüense está respaldando una opción democrática, la candidatura de Fabio Gadea.

Pero en los demás partidos hay expresiones y muy visibles

Reconocemos que miembros de la Resistencia en algún momento tomaron la decisión de engrosar las filas del Partido Liberal Constitucionalista, sin embargo, los errores de este partido y particularmente los de su líder Arnoldo Alemán han llevado a que estos miembros de la Resistencia que estuvieron en las estructuras del PLC hoy ya no estén respaldando esa opción sino la de Fabio Gadea y muestra de ello es el caso del diputado Maximino Rodríguez, quien lidera esa rebelión que ha ocurrido en las filas del PLC.
Fabio Gadea también es parte de esa Resistencia que fue a engrosar las filas del PLC y hoy producto de esos errores ya no está en ese partido.

¿Solo Kontorosvky queda?
Sí, el caso de Samuel Kontorosvky, pero nunca ostentó un liderazgo dentro de la Resistencia; él fue un colaborador muy importante en los años ochenta, en Honduras, por lo cual se le reconocen esos méritos pero no como líder. En la Resistencia el liderazgo no se regalaba, se ganaba en el terreno de batalla y en el terreno político también.
 

¿Por qué los grupos contras que están al lado de Ortega defienden con mayor vehemencia al FSLN, a veces, que los propios militantes de ese partido?
Hemos observado que dentro de la militancia del Frente Sandinista, el caso del ex director de la Dirección General de Ingresos, que de una manera servil trató de salvarse de los señalamientos de corrupción hechos en su contra y por el mismo gobierno que lo ha separado de su cargo.
Es penoso ver también a ciertos elementos de la Resistencia que en algún momento fueron parte de la Resistencia Nicaragüense como es el caso de Julio César Blandón, comandante “Kalimán”, de José Benito Bravo, comandante “Mack” que estuvieron con nosotros pero que sus razones tuvieron, tal vez por convicción ideológica o porque tenían alguna afinidad con el FSLN que no la manifestaron durante los años ochenta o porque han creído en el tema de la reconciliación que practica el orteguismo y se mantienen ahí, adulando de una manera increíble la candidatura ilegal de Ortega. Eso es una vergüenza que este tipo de personas se presten a estas cosas.

¿Y usted dónde se ubica?
Personalmente he estado al frente de la Resistencia Nicaragüense, defendiendo a los combatientes de manera permanente sin necesidad de tener que militar en un partido político. Quise en un momento ser dirigente del Partido Resistencia Nicaragüense, pero la dirigencia de ese momento nunca me permitió competir, traté de unificar a la familia de la Resistencia, no se logró desde el PRN. Luego que los dirigentes Salvador Talavera, Julio César Blandón y José Benito Bravo tomaron la decisión de ir a apoyar a Daniel Ortega me aparté y seguí trabajando con las bases por el sendero de la democracia y ahí me he mantenido.
Soy miembro del Consejo Político de la alianza UNE y asesor de Fabio Gadea y estamos liderando a la Resistencia a lo largo y ancho del país, creemos que vamos a jugar un papel muy determinante en este proceso.
Tenemos una buena organización; en las elecciones municipales pasadas logramos alrededor de 60 concejales, nueve vicealcaldes y dos alcaldes.

A propósito del campo, ¿cree que en Nicaragua asoman algunos indicios que hace 30 años dieron paso a una contrarrevolución de la cual usted fue jefe?
Estos indicios empezaron con el robo de las elecciones municipales. Recordemos que el comandante “Yajob” fue el primero que tomó la decisión de rearmarse no para combatir al Ejército o a la Policía porque estas instituciones no son las culpables de lo que está pasando en el país, sino como una manera de rechazar los desmanes que hace Ortega desde el poder y decirle que no debe continuar con esos abusos porque esos errores y abusos fueron los que dieron origen al conflicto armado en los años ochenta.

La Resistencia no surgió porque a alguien se le ocurrió crear un movimiento guerrillero sino por los abusos del mismo Ortega desde la Presidencia el que dio origen a los grupos armados.

Hoy Ortega está cometiendo los mismos errores; si bien es cierto ya no existe un Servicio Militar, que no se está confiscando como antes pero nos están confiscando nuestra libertad, de poder elegir, de poder decidir y o más importante es que en los veinte años que llevamos en los distintos gobiernos veníamos construyendo un Estado de Derecho y hoy no se está respetando, tampoco a las instituciones y tampoco a la Constitución Política y eso es muy peligroso.

En cualquier país del mundo esto puede dar lugar a movimientos armados y eso es lo que estamos observando, hay grupos armados en el campo y si Ortega reedita el fraude de 2008, no tengo la menor duda que estos grupos poco a poco se van a ir fortaleciendo.

¿Qué pasará si Ortega se reelige?
Ortega es un candidato ilegítimo, ilegal. Si llega a la Presidencia seguirá siendo ilegal e ilegítimo. El hecho que tenga una Corte Suprema de Justicia y un Consejo Supremo Electoral que le hayan permitido su inscripción como candidato eso no lo valida, mucho menos lo hace legal. Eso solamente le permite participar en este proceso.

Yo llamo a la comunidad nacional e internacional a no reconocer a Ortega si él gana estas elecciones porque es totalmente ilegal y arbitrario.   

¿Hacia dónde se dirigirá la mayoría del voto de la contra, minará en este sector los beneficios, que según “Kalimán”, reciben del gobierno?
Hay una cúpula del PRN que mantiene un acuerdo con Ortega y lógicamente ellos se han olvidado de los principios ideológicos por lo cuales luchamos en los años ochenta y se aferran a un beneficio económico y social que este gobierno puede darle. La verdad es que el gobierno da migajas y cuando uno tiene convicciones ideológicas bien cimentadas no se pueden aceptar esas regalías.

Esa cúpula se siente bien porque en algún momento estuvieron buscando esos beneficios de los gobiernos anteriores y no se los dieron y que ahora con Ortega los tienen y están agradecidos pero eso no se va a transmitir nunca en un voto masivo hacia el Presidente.
Nosotros hemos orientado a la gente que cualquier beneficio social que esté dando el gobierno proviene del Estado de Nicaragua, recursos que son aprobados en la Asamblea Nacional para ayudar a la población, particularmente a los más pobres. Esos beneficios en su mayoría están dirigidos a sus bases, pero si alguno llega a las bases de la Resistencia no debe sentirse comprometido a dar su voto por Ortega.

¿Por qué votará la gente ahora?
La mayoría de la población nicaragüense está clara y consciente que no hay estabilidad ni seguridad para el futuro, quiere vivir en paz y esa estabilidad que hace falta no llegará con el gobierno de Ortega por lo tanto los nicaragüenses seguiremos buscando eso, por lo tanto votará en contra de él y porque también es un candidato ilegal.   
 
¿Cómo está el voto campesino, hacia dónde apunta?
En tiempos anteriores vimos cómo Arnoldo Alemán abanderó el antisandinismo que existe mayoritariamente en el campo y gracias a eso él consolidó un partido sólido con esa base.

Hoy ese campesinado no está en el PLC sino que está en más de un noventa por ciento apoyando a Fabio Gadea Mantilla; inclusive hemos visto a una base sandinista muy reducida en esos territorios manifestando su intención de respaldar a Gadea porque en la alianza PLI-UNE hay sandinistas y esa base se identifica a través del MRS. Ese sector ha sido abandonado, no ha sido una prioridad para este gobierno.

También ese sector está muy preocupado porque si gana Ortega se estaría instaurando una nueva dictadura que ellos ya la vivieron y que fue muy amarga y dolorosa.
 
¿Qué piensa del ejercicio para la elección de diputados?

Creo que habrá muchas caras nuevas, principalmente en esta alianza. No podemos decir que los diputados actuales que se han mantenido en la Bancada Democrática no se hayan ganado el mérito de participar en este proceso y aspirar a una reelección; su mérito es haberse mantenido opuestos al pacto y también han mantenido un liderazgo fuerte en sus territorios. Pero creo que habrá muchas caras nuevas.

En la alianza PLIU-UNE se han establecido requisitos y parámetros que se deben cumplir, sin embargo, en otros partidos aunque digan que llevan caras nuevas no se han sometido a un proceso de cumplimiento de requisitos.

La Resistencia ha sometido a varios aspirantes a calificar en la lista y que deben contar por lo menos con el treinta por ciento del respaldo de sus estructuras en el departamento en aquellos lugares donde tenemos mayor presencia.

Hay miembros de la Resistencia muy reconocidos en sus territorios, pero también estamos siendo flexibles en no participar en territorios donde los otros aliados tienen mayor presencia.


Los candidatos
¿Qué piensa de los candidatos a la presidencia; hable de cada uno de ellos, defínalos en pocas palabras?

* Daniel Ortega:
candidato ilegal.
* Arnoldo Alemán: no tiene posibilidades.
* Fabio Gadea: único que puede ganarle a Ortega.
* Enrique Quiñónez: no tiene posibilidades.
* Miguel Ángel García: no hay lugar para experimentos