•  |
  •  |

Usando el mismo argumento del presidente Daniel Ortega, de que todas las personas son iguales ante la ley y de que todos los ciudadanos tenemos derecho a elegir y ser electos, el ciudadano Sergio René Torres Corrales se aventuró a solicitar una inscripción ante el Consejo Supremo Electoral, para ser candidato presidencial, pero a este profesional en politología e informática se la negaron.

Aun así, Torres Corrales introdujo un Recurso de Amparo ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, contra el Consejo Supremo Electoral, CSE, porque esta institución le negó inscribir su candidatura presidencial. El TAM recibió el recurso y la queja, pero hasta ahora no ha dado respuesta.

Torres Corrales evoca los artículos 48 y 51 de la Constitución Política, que establecen la igualdad  de condiciones de los nicaragüenses, para defender su derecho a participar en la contienda electoral como candidato presidencial.

Lo que dice la ley
“Se establece la igualdad incondicional de todos los nicaragüenses en el goce de sus derechos políticos; en el ejercicio de los mismos y en el cumplimiento de sus deberes y responsabilidades, existe igualdad absoluta entre el hombre y la mujer. Es obligación del Estado eliminar los obstáculos que impidan de hecho la igualdad entre los nicaragüenses y su participación efectiva en la vida política, económica y social del país”, indica el artículo 48 de la Constitución.

Igualmente, el artículo 51 refiere que “los ciudadanos tienen derecho de participar en igualdad de condiciones en los asuntos públicos y en la gestión estatal. Por medio de la ley se garantizará, nacional y localmente, la participación efectiva del pueblo”.

Solo partidos pueden
Torres Corrales hizo la solicitud el pasado 18 de marzo, sin embargo, el CSE le negó la inscripción, argumentando que solo los partidos políticos pueden participar.

“El CSE se negó a incluir mi candidatura a la Presidencia de la República, a título personal, para las elecciones de noviembre de 2011. A mi solicitud y posterior reclamo respondió verbalmente a través de un funcionario que se negó a identificarse, que no tengo derecho a presentar mi candidatura, que solo los partidos políticos pueden hacerlo”, explica la nota de reclamo que presentó Torres, de 51 años.

“Es una locura”
El jurista y académico Óscar Castillo explica una vez más que “el principio de igualdad no es absoluto”, porque el presidente Daniel Ortega no está en el mismo plano de igualdad que los demás ciudadanos, pero además hace ver que los derechos individuales que señala la Constitución Política están especificados cómo se van usar en la Ley Electoral 331, cuando se trata de una candidatura presidencial, y en ese caso sólo se puede presentar a través de una organización política.

“La Constitución establece un hecho individual, pero la Ley Electoral especifica cómo vas usar esos derechos, y es a través de las organizaciones políticas, no podés ir a título individual, es una locura”, manifestó ayer Castillo consultado vía telefónica.
Por su parte, el constitucionalista y académico Cairo Manuel López explica que los partidos políticos tienen el monopolio de la promoción de candidatos a funcionarios públicos, pero además recuerda que desde que fue suprimida en 2000 una reforma de 1995, de la Ley Electoral, se eliminó toda oportunidad de que los ciudadanos propongan candidaturas a alcaldes, que era lo que alguna vez se pudo hacer por suscripción popular.

Quiso hacer algo diferente
Ante estas explicaciones, Torres dice que no es abogado para conocer en detalle las leyes, sin embargo, manifiesta que leyó los mencionados artículos de la Constitución Política, que le otorgan claramente el derecho a elegir y a ser electos.

Torres argumenta que en ningún lugar de la Ley Electoral leyó que tiene que pertenecer a un partido político para participar como candidato, pero, además, considera que los partidos políticos se han convertido en organizaciones oligárquicas que sólo sirven a fines propios.