•  |
  •  |

Un antiguo luchador de las insurrecciones de Estelí de 1978 y 1979, el profesor Jaime Herrera Chavarría, ha recurrido a quienes llama “verdaderos amigos”, para que lo apoyen en la adquisición de una casa, sin embargo, asegura que hasta la suerte lo tiene abandonado, porque ha solicitado ayuda para que las instancias donde pueden tomar decisiones y cuentan con recursos, tanto a nivel local como nacional, pero todo ha sido negativo.

Herrera, docente universitario y escritor de varios libros sobre el surgimiento de Estelí y el turismo en la región segoviana, dijo a EL NUEVO DIARIO que se siente afectado emocionalmente, porque de la casa que alquila lo están “echando”, por lo que no sabe adónde ir.

Amigo le obsequia un cuadro
Ha tocado las puertas de algunos amigos como el pequeño empresario y comerciante Sergio Antonio Padilla Muñoz, de quien ha recibido alguna ayuda, no obstante, Herrera está consciente de que Padilla, quien es una persona altruista y con un gran corazón solidario no siempre va a estar respaldándolo.

Su amigo Padilla decidió donarle un cuadro un cuadro de pintura al óleo elaborado por el artista esteliano ya fallecido Hilario Valenzuela, que ha sido valorado por reconocidos artistas nacionales y locales en cerca de tres mil dólares.

Apela al poder
Jaime Herrera, quien desde los años 90, se encuentra retirado de toda actividad política, solicitó apoyo de sus amigos como el presidente del Banco Central, Antenor Rosales, para que le ayude a vender el cuadro o que él puede adquirirlo, así como también al contralor colegiado Luis Ángel Montenegro.

De igual forma, solicitó apoyo al presidente Daniel Ortega, para que lo incluyan en el programa Casas para el pueblo o en otra iniciativa que le permita tener una casa donde no corra el peligro de ser desalojado.