• |
  • |

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional y excanciller de la República, Francisco Aguirre Sacasa, considera que “quedó despejado” el juicio limítrofe entre Nicaragua y Colombia, luego que la Corte Internacional de Justicia, CIJ, no admitiera a Costa Rica ni a Honduras como partes en el diferendo. Con ello, dijo Aguirre, el panorama para Nicaragua se aclara y se terminan las pretensiones de Costa Rica y de Honduras de cercenar territorio marítimo a Nicaragua.

Según Aguirre, “la Corte Internacional de Justicia actuó como suele hacerlo en estos casos,

(es decir) no admitiendo el intento de Costa Rica y de Honduras de involucrarse en una disputa que tenemos con Colombia, en un juicio bilateral entre Nicaragua y Colombia, y creo que está bien porque ya no hay ruido por ese lado”.

A juicio del legislador, hubo mucha expectativa en el sentido de que “podría complicarse el juicio para Nicaragua”, con la petición de Costa Rica y de Honduras para que fueran tomados en cuenta como partes en el conflicto bilateral. “Yo siempre estuve optimista al respecto…”, dijo Aguirre Sacasa, al responder a la pregunta de si el fallo beneficia a Nicaragua.

Fracasó intento tico
Aguirre puso énfasis en Costa Rica “porque es el país que más ha manifestado tener un interés en estar cercenándole territorios a Nicaragua”. El Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento restó importancia a las declaraciones del embajador de Costa Rica en Colombia, Edgar Ugalde, en el sentido de que el fallo de La Haya es un triunfo para su país porque garantiza el respeto a su soberanía.

“Él (Ugalde) puede decir misa. Para nosotros (el fallo) deja esta situación (el juicio Nicaragua-Colombia) mucho más y más nítida; y un intento costarricense, que es incesante, por estar cercenando territorios nicaragüenses, no funcionó”, señaló Aguirre Sacasa.