•  |
  •  |

Existe preocupación en las autoridades de la Unión Europea, UE, por los problemas que enfrenta Centroamérica y que éstos pudieran influir negativamente en la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación, por lo que ayer, el Jefe de la Delegación de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, expresó la necesidad de que estas situaciones se solucionen lo más pronto posible.

Goldstein hizo alusión al conflicto limítrofe entre Nicaragua y Costa Rica, así como el hecho de que Honduras continúa fuera del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, tras el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya el 28 de junio de 2009. Estas situaciones, añadió, son las que deben resolverse, a su juicio, para no perjudicar el proceso de vigencia del Acuerdo de Asociación.

Expectativas en soluciones
“Sabemos que la región (centroamericana) tiene dificultades para funcionar como una entidad, (entre ellos) el tema de Honduras, el tema de los litigios, como el litigio entre Nicaragua y Costa Rica, pero tenemos esperanza de que en las próximas semanas y meses estos temas van a perder vigor y se van a resolver”, enfatizó Goldstein.

Según el diplomático, “hay señales de que el tema de Honduras se resuelva” durante la próxima Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA, citada para junio.  “Ojalá se llegue a una conclusión positiva para el retorno de Honduras a la normalidad…”, enfatizó al tiempo que citó la “reunión técnica” prevista para hoy entre las autoridades nicaragüenses y costarricenses para la búsqueda de una solución al diferendo limítrofe.

“Estamos contentos de que el diálogo ha iniciado, estamos convencidos de que se puede encontrar soluciones pragmáticas entre las dos partes, quizás con la ayuda de México o Colombia y la Unión Europea siempre está dispuesta a examinar apoyo, si las partes lo piden, pero en forma de proyectos”, señaló.

Día de UE dedicado a Centroamérica
El embajador de la UE señaló que la parte comercial del Acuerdo de Asociación podría entrar en vigencia este año, mientras se espera la firma final del acuerdo y la ratificación por parte de los Parlamentos de cada uno de los respectivos países centroamericanos. “No necesitamos la ratificación de los parlamentos europeos para que la parte comercial entre en vigor, si así lo deciden los parlamentos centroamericanos”, señaló.

Las declaraciones de Goldstein se dieron en el marco del anuncio de las actividades en conmemoración del Día de la Unión Europea, que se celebra el nueve de mayo de cada año. Este año, el lema de la conmemoración es precisamente “Unión Europea y Centroamérica: Socios por naturaleza”, y es por ello que el embajador de la UE puso énfasis en la necesidad de que la región resuelva los problemas internos de manera que no se perjudiquen los términos del Acuerdo de Asociación.

Por otra parte, el embajador Goldstein dijo que la UE está comprometida en la colaboración con Centroamérica.