•  |
  •  |

Los presidentes del Partido Unionista Centroamericano, PUCA y del Partido Neoliberal, PALI, Blanca Rojas y Adolfo García Esquivel —respectivamente— habrían renunciado a la Alianza por la República, APRE, porque no aceptaron ser ubicados de terceros en las listas de candidatos a diputados nacionales y ante el Parlamento Centroamericano, Parlacén, y que en primer lugar hayan dejado a miembros de organizaciones aliadas que no tiene personería jurídica, como el Movimiento por la Dignidad, sin embargo, las listas muestran lo contrario, según dijeron ayer miembros de esa alianza.

Así lo aseguraron representantes de la alianza electoral APRE, que incluso señalaron a Rojas, García Esquivel y a Giovanni D’Ciofalo Vega, del PUCA, de buscar aliados en las elecciones nacionales sólo para obtener diputaciones, dejando entrever que fue un error firmar una alianza con ellos.

Candidatos van
El presidente nacional del Apre, Carlos Canales, señaló que en una reunión de hace una semana, Esquivel y Rojas dijeron “tajantemente” que no participarían en la alianza APRE si no quedaban como principales en las listas de candidatos a diputados nacionales y ante el Parlacén.

Sin embargo, miembros del PUCA y el PALI, que habían sido propuestos para candidatos a diputados, se rehúsan a abandonar la alianza por un “capricho” de Esquivel, Rojas y D’Ciofalo Vega, según dijo Canales.