•  |
  •  |

Sobre el momento para elaborar los programas de gobierno existe un debate similar al de “¿qué fue primero, el huevo o la gallina?”. Unos creen que debe ser después de elegir al candidato presidencial para que éste incluya los puntos sobre los cuales quiere gobernar, pero otros dicen que debe ser antes porque el candidato debe acoplarse al plan.

La verdad es que hace exactamente dos meses fueron presentados los candidatos a Presidente y Vicepresidente de la República, y no todas las organizaciones políticas que participarán en las elecciones tienen listos sus programas de gobierno.

El de la Alianza por la República, APRE, lo elaboró su candidato presidencial, Miguel Ángel García, quien explicó que el plan consta de 10 puntos, cada uno desarrollado en al menos cinco páginas.

García asegura que su primer punto es el desarrollo de la educación. Mientras, el segundo punto habla de darle un enfoque preventivo a la salud, pues, según él, es más barato y efectivo; el tercer aspecto del plan se refiere a la seguridad ciudadana y el cuarto al desarrollo de habilidades para la vida, que consiste en capacitación técnica en cursos de tres meses.

La propuesta de APRE
Los puntos 5, 6 y 7 se refieren —respectivamente— a crear los marcos jurídicos y económicos para promover la producción agropecuaria en el país, a revolucionar las relaciones laborales haciéndolas justas y constructivas, y a generar tecnología en todas las ramas de la producción para mejorar la calidad de los insumos exportados.

Los tres últimos aspectos, según García, son de valor filosófico, pues buscan recuperar los valores éticos, cívicos y morales en la población nicaragüense, la institucionalidad y la imagen del país para atraer nuevamente la cooperación extranjera que se ha ido en los últimos 4 años.

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, tiene listo un programa de gobierno desde hace ocho meses, que ahora compartirá con su principal aliado el Partido Conservador, PC.
Su candidato a vicepresidente, Francisco Aguirre Sacasa, se enfocó en dos puntos que considera fundamentales: el crecimiento económico para generar más empleo y dividir la riqueza equitativamente, y la recuperación de la democracia en el país.

PLI se aprecia más integral
La Alianza Partido Liberal Independiente, PLI, aún no tiene elaborado su programa de gobierno, pero su candidato a vicepresidente, Edmundo Jarquín, adelantó cinco de sus grandes ejes. Uno es “crecer más y mejor”, es decir, elevar la tasa de crecimiento anual del 2 por ciento actual a un 7 u 8 por ciento, y ampliar la cobertura de los beneficios de ese crecimiento, que por ahora está concentrado en el sector comercial y financiero.

El segundo se refiere a generar confianza política a través del respeto a la institucionalidad democrática, y la seguridad jurídica a través del respeto a los derechos de propiedad, contrato y transacción.

Como tercer y cuarto eje mencionó mejorar la calidad de la educación y la infraestructura vial y eléctrica en zonas con potencial productivo. Y finalmente, acelerar el acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, pues a su juicio, no es sólo cuestión de entretenimiento, sino de aumentar las posibilidades de crecer personal y profesionalmente.

ALN aún trabaja

El Nuevo Diario intentó comunicarse con la candidata a vicepresidente por la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Diana Urbina, pero en su celular solo contestaba el buzón de voz. Sin embargo, las autoridades de ese partido admitieron recientemente que aún estaban trabajando en su programa de gobierno.

En el caso del Frente Sandinista, intentamos conocer detalles de su plan de gobierno explorando en los sitios web oficiales, pero no encontramos nada relacionado. Además, es conocido el celo y secretismo con que manejan estos temas.