•  |
  •  |

Sara Acevedo, una dama desconocida, se convirtió ayer en la manzana de la discordia entre los seis miembros de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, que asistieron a la primera sesión de consulta para dictaminar 136 propuestas de indultos. Acevedo tiene el 70 por ciento de su pena carcelaria cumplida, pero fue condenada por tráfico de droga al encontrársele 7.5 kilos de cocaína en su poder.

Acevedo proviene de una familia pobre “y de buenas costumbres” en Rivas, según aseguró el presidente de la Comisión Legislativa, el diputado Alejandro Ruiz Jirón, sin embargo, de entrada, sus colegas se opusieron a que Acevedo fuera incluida en el dictamen favorable precisamente porque el tráfico de drogas es un delito de suma gravedad. Ahí se trabó la discusión.

CPDH rechaza el 70 por ciento de lista
A la primera sesión de trabajo para analizar los indultos asistió el secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Marco Carmona, quien, con solo conocer el tipo de delitos de los 136 propuestos para ese beneficio, rechazó más del 70 por ciento. Tráfico de droga, asesinatos atroces y violaciones constituyen la mayoría de los ilícitos de los y las privados de libertad sugeridos para el indulto, según dijo.

Es necesaria una normativa
Con el trabón -porque además solo llegaron 6 de los 13 diputados que conforman la comisión-, se reavivó la vieja polémica de establecer una normativa que defina los parámetros para otorgar un indulto. En este sentido, Carmona considera necesario “que existan criterios preestablecidos para tratar de que la persona que se va a sacar (indultar) a la sociedad no sea un peligro”.

Sin embargo, esos parámetros existen y son que el privado de libertad propuesta a indultar haya cumplido al menos el 50 por ciento de la pena, que presente un buen comportamiento en el régimen carcelario, que haya participado en los programas de rehabilitación y que no hayan sido condenados por delitos graves como el tráfico de drogas, violaciones o asesinatos.

“La lista de los privados de libertad (propuestos para indulto), como CPDH, consideramos que están dentro de los parámetros; por ejemplo, hay varios por tráfico de estupefacientes, por parricidio o por violaciones, es decir que son delitos que no podemos avalar”, reiteró Carmona.

Diputado FSLN se opone
Por su parte, el diputado Filiberto Rodríguez López, Vicepresidente de la comisión parlamentaria concordó con Carmona en la necesidad de establecer una normativa “más clara y definitiva”, sin embargo, en cuanto a los criterios, ambos funcionarios difieren un poco, pues Rodríguez habla del 50 por ciento de la pena cumplida y no del 70 por ciento, como dijo Carmona.

Otro criterio para tener derecho al indulto, recordó Rodríguez, es que los privados de libertad “sean primerizos”, es decir que no sean reincidentes. Según el legislador, los violadores ni siquiera son tomados en cuenta en la propuesta de indulto y, en el caso de delitos de estupefacientes, se trata de beneficiar a personas que “cayeron” por pequeñas cantidades o “puchiteros”.

Ruiz defiende posición
Por su parte, el presidente de la Comisión de Defensa, Gobernación y Derechos Humanos, Alejandro Ruiz Jirón, dijo que no se puede discriminar a nadie “porque las cárceles están llenas de los pucheros y gente con mucha necesidad”. A manera de justificación, Ruiz dijo que “los grandes traficantes (de drogas) o autores intelectuales (de este delito) están libres”.

Ruiz reconoció que él impulsa el indulto a favor de Sara Acevedo y argumentó que se trata de una mujer “primeriza” en el delito y con una familia pobre y honrada. “Un indulto tiene que ir más allá del simple tecnicismo”, expresó en alusión a los requisitos establecidos.