•  |
  •  |

El director del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, especialista en temas electorales, Mauricio Zúñiga, dijo ayer que la prórroga de 12 días a la inscripción de candidatos a diputados no representa una anomalía en el proceso electoral, pero insistió en que con esa misma flexibilidad se debería adelantar la fecha de verificación ciudadana, programada para el mes de junio, según el calendario electoral.

Mauricio Zúñiga considera que esta medida podría evitar “un cuello de botella” que históricamente ha ocurrido cuando el Consejo Supremo Electoral, CSE, quiere incorporar a todos los electores que cambian de domicilio, pero nunca cumplen con esa meta.

Según el calendario electoral, la verificación ciudadana está programada para el 23 y 24 de julio, la demanda de Ipade es adelantar al menos un mes (en junio) este proceso, para que el CSE tenga más tiempo -desde el punto de vista administrativo y técnico-, para incorporar los cambios de actualización al padrón electoral.

Crecimiento de votantes
Zúñiga afirma que cada año hay entre 110 mil ó 112 mil nuevos electores, lo que implica que el padrón 2011 va a tener 4.2 millones de votantes, equivalente a un crecimiento de 600 mil electores desde la última elección.

“A todo esto se le suma el movimiento domiciliar”, agrega Zúñiga para explicar que “procesar eso en 15 días y entregárselo a los partidos políticos actualizado es técnicamente imposible y nunca lo ha logrado hacer el CSE, desde que yo tengo memoria”.

“Ratón loco” en realidad es falta de verificación
Según los datos aproximados que maneja Zúñiga, el movimiento domiciliar entre una elección y otra corresponde a un 25 por ciento de la población, equivalente a aproximadamente medio millón de electores que han cambiado de domicilio o han salido fuera del país.

“Todo este movimiento del padrón implica que la ciudadanía tiene que acudir a verificarse, para notificar donde está residiendo actualmente y poder ejercer su voto en ese lugar”, insiste el director de Ipade al explicar que si la gente no acude a verificarse van aparecer en el padrón electoral donde históricamente han votado.

“Entonces la gente al no cumplir con esta obligación, luego los partidos políticos podrían señalar de que es un ratón loco, cuando en realidad se trata de una falta de promoción y divulgación de parte del CSE, de este proceso de verificación y su importancia”, dice el experto en temas electorales.