•  |
  •  |

Los fiscales nacionales del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, denunciaron que el Consejo Supremo Electoral, CSE, ha impedido y atrasado la acreditación de los fiscales liberales, además señalaron el crecimiento desproporcionado de un padrón electoral que “huele a sepultura”, dijeron esta mañana en conferencia de prensa.


El fiscal nacional de cómputo, Alejandro Urtecho, dijo que el CSE evita entregar el padrón electoral para que los partidos políticos no se den cuenta del crecimiento desproporcionado tanto de los jóvenes –menores de 16 años– como de los difuntos.


“Nosotros estamos claros que ese crecimiento desmesurado del padrón no es un crecimiento normal, es un crecimiento anormal (…) es un padrón que huele a sangre, a cadáver y sepulcro”, manifestó Urtecho, agregando que el CSE no da respuestas ni explicaciones ante sus demandas, “nos cierran las puertas y se hacen oídos sordos”, dijo.

Meta es manipular un millón de votos
Urtecho explicó que lo que está buscando el partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, –en contubernio con el CSE– es manipular un millón de votos en las próximas elecciones, justificados con el número de militantes sandinistas, pero además, lograr mayoría en la Asamblea Nacional.


El fiscal nacional del PLC, Alejandro Samaniego, reiteró que todo el proceso electoral está viciado desde la convocatoria de las elecciones, cuando a la par se debió hacer la acreditación de los fiscales, que aún no se ha hecho porque el CSE argumenta que están diseñando las credenciales.


Samaniego llamó a los miembros del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, y de Ética y Transparencia, EyT, para que respalden la demanda de los fiscales liberales y que trabajen conjuntamente para insistir y observar la actualización del padrón electoral.