•  |
  •  |

Ciudadanos nicaragüenses, agrupados en organizaciones de izquierda, enviaron una carta a los representantes del Foro de Sao Paulo en la que ofrecen su versión acerca de lo que ocurre en Nicaragua.


Los ciudadanos expresan en su carta “que el FSLN hará una exposición parcializada de esa “ruta nicaragüense”, distinta a las experiencias del PT de Brasil, del ALBA, Unasur y Mercosur; de forma breve y puntual queremos aportarles nuestra visión de lo que ella entraña en la experiencia nicaragüense:
1.- La “ruta nicaragüense” consiste en una alianza antinatural del FSLN con una parte de la Iglesia Católica, ante quien ha sacrificado el derecho de la mujer al aborto terapéutico, establecido en nuestro país; así como el pacto inmoral con Arnoldo Alemán (…). Estas descaradas alianzas incluyen negociaciones con las cúpulas oligárquicas y empresariales del país (…).


2.- Esa “ruta” ha implicado privatizar los fondos venezolanos y manejar de forma totalmente discrecional y oculta, fondos que este año alcanzarán la suma aproximada de 2,500 millones  de dólares (…).


3.- La misma “ruta” ha pasado por cooptar a las organizaciones gremiales de trabajadores y estudiantes para impedir que ejerzan la defensa de sus derechos particulares, y utilizarles en campañas y movilizaciones masivas que reprimen y evitan expresiones populares contrarias (…).


4.- De la misma manera, la “ruta” utiliza el poder político para fortalecer económicamente a las empresas privadas administradas por el FSLN, mediante el manejo arbitrario de los precios de combustibles y productos de consumo básico; así como utiliza los réditos de esas manipulaciones para pagar de forma extrapresupuestaria, ilegal e irregular complementos o “bonos” salariales a los trabajadores del Estado.


5.- También la “ruta” ha implementado el método de estigmatizar, reprimir y perseguir a las organizaciones de la sociedad civil que no se sometan al dictado de las estructuras del FSLN y que puedan cometer la osadía de señalar las irregularidades.
(…) Este FSLN que hoy sirve de anfitrión es el mismo a quienes amigos de Nicaragua y su Revolución; como Eduardo Galeano, Mario Benedetti, Noam Chomsky y Bryan Wilson, entre otros  pidieran: “… que no se cierren los espacios políticos y que haya un diálogo nacional para resolver la crisis alimentaria y del alto costo de la vida que, como muchos países, enfrenta Nicaragua…”, por cuanto: “… La representación política es un derecho. Es un derecho protestar contra los mecanismos que cierran estos espacios”.  Es el mismo FSLN de quien, con mucha tristeza, el gran Saramago dijera: “…Una vez más una revolución ha sido traicionada desde dentro.”


(…) ahora que el ejemplo brasileño le ha dado un gran impulso, el avalar o respaldar las pretensiones dictatoriales de una persona y un partido que manejan un discurso de izquierda para justificar un desempeño reaccionario y neoliberal a ultranza; Daniel Ortega,  está burlando las leyes del país con la única y vulgar finalidad de perpetuarse en el poder.
Atentamente,

Ciudadanas y ciudadanos nicaragüenses unidos por una Nicaragua libre, digna y con desarrollo.