•  |
  •  |

Diputados y senadores de partidos de izquierda de América Latina aglutinados en el Foro de Sao Paulo, se comprometieron ayer a impulsar medidas conjuntas en sus respectivos países para garantizar y promover la seguridad y soberanía alimentaria y nutricional. Parlamentarios de Nicaragua, Cuba, República Dominicana, El Salvador, México, Ecuador, Chile y Brasil, entre otros, emitieron ayer una resolución respecto al tema.


El encuentro tuvo lugar en la sede del Poder Legislativo nicaragüense y se realizó en el marco de la XXVII reunión del Foro de Sao Paulo, que congrega a los partidos de izquierda de América Latina. Entre otras cosas, los firmantes de la resolución, se comprometen a “exhortar a los gobiernos, nacionales y locales, de América Latina y El Caribe a desarrollar verdaderos esfuerzos que garanticen la erradicación del hambre y la pobreza, estableciendo políticas y planes nacionales y locales de producción de alimentos…”.


Los parlamentarios acordaron “solicitar a los organismos donantes de cooperación bilateral y multilateral, propongan y planifiquen estrategias más decididas para el desarrollo de la producción nacional de alimentos para  nuestros pueblos”.


También resolvieron impulsar en los parlamentos nacionales de la región la discusión y aprobación de leyes para la soberanía y seguridad alimentaria”, algo con lo que Nicaragua ya ha cumplido.

Resolución política
Por otra parte, los legisladores de izquierda también emitieron una resolución en términos políticos, la cual incluye el compromiso de “fortalecer la relación del Poder Ejecutivo con el sistema político y con las organizaciones sociales de acuerdo a las características propias de cada país, ya sea como gobierno o como oposición, respondiendo a los objetivos políticos de cambios estructurales profundos que nos planteamos como fuerzas de izquierda y progresistas de la región”.

Seguridad cubana toma Asamblea
El evento legislativo estuvo signado por la toma intempestiva de agentes de la seguridad cubana, debido a la presencia del Congreso de Cuba, Ricardo Alarcón.