•  |
  •  |

Un grupo de ciudadanos nicaragüenses organizados en la denominada Inter American Coalition for Democracy, (Coalición Interamericana por la Democracia), interpuso una denuncia formal ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en contra del Estado de Nicaragua, por negarle a miles de nicaragüenses residentes en Estados Unidos, según la denuncia, el derecho a obtener su cédula de identidad y a votar en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

“Las personas afectadas por las violaciones de derechos humanos, son todos los nicaragüenses a quienes se les ha conculcado su derecho de obtener la cédula de identidad.

Los afectados, más de un millón de nicaragüenses que son un grupo identificable y  determinable en cualquier momento. Todos ellos se encuentran en el mismo riesgo de ser excluidos de ejercer su derecho al voto en las elecciones de noviembre de 2011 en Nicaragua”, se lee en parte de la denuncia escrita presentada ante la CIDH.

Proceso excluyente

En el documento, firmado por el presidente de la Comisión Interamericana por la Democracia, José Zúñiga, también  se señala que “el Estado (de Nicaragua) está ilegalmente manipulando la emisión de cédulas de manera partidaria. De tal manera, que la emisión de cédulas en Nicaragua es excluyente. Se ha demostrado que cualquier ciudadano que es miembro del partido político del gobierno o que se inscribe en el Frente Sandinista obtiene su cédula en unos quince a veinte días”.

“El Estado ha fallado en proporcionar a los nicaragüenses en el extranjero su derecho a participar en el gobierno, al no permitirles poder elegir a sus representantes y a participar en las elecciones en el ejercicio de su derecho al voto, bajo las mismas condiciones que los nicaragüenses en Nicaragua, como está dispuesto en la Constitución y la Convención Interamericana de Derechos Humanos”, se lee en otra parte del documento.

Miles sin cedular
En su denuncia, a favor de la cedulación de los nicaragüenses en el exterior, la Coalición Interamericana por la Democracia, también señala que “hay cientos de miles de personas sin cédulas dentro de Nicaragua, la mayoría de ellos jóvenes que necesitan la cédula para votar, inscribirse en las universidades y colegios y solicitar empleo. Sin una cédula no se puede llevar a cabo cualquiera de estas y otras transacciones”.

“Los nicaragüenses residentes en el extranjero tienen derecho a solicitar y obtener una cédula en los países donde residen y no pueden ser privados por el Estado de su nacionalidad, por el simple hecho de haber obtenido otra nacionalidad o por residir en el exterior”, señalan en su denuncia los representantes de la Coalición.