•  |
  •  |

La Alianza por la República, APRE, enfrenta una nueva pugna interna. Directivos del Partido Neoliberal, PALI, acusan al presidente de esa alianza, Carlos Canales, de no ser el legítimo representante legal de ese partido, mientras este dice que la inconformidad de los del PALI es que no fueron ubicados en lugares ganadores en las listas de candidatos a diputados.

Luis Manuel Perezalonso y Clark Riempa Vargas, dicen ser el vicepresidente y el secretario general del PALI, respectivamente, y hace tres semanas interpusieron ante el Consejo Supremo Electoral, CSE, un Recurso de Impugnación contra Canales, pues aseguran que este no es el legítimo presidente y representante legal del APRE.

Perezalonso presentó una copia del Acta de Constitución de alianza entre el APRE, PALI y Partido Unionista Centroamericano, PUCA, donde señala que Canales solo aparece como “apoderado especial” del APRE, por lo que piden que la representación de la alianza sea entregada al PALI.

Denunció, además, que Canales ha excluido a su partido y al PUCA de la alianza, y puso como ejemplo que ni siquiera forman parte del Consejo Político, que fue el encargado de escoger a los candidatos a diputados nacionales, departamentales y centroamericanos.

La versión de Canales
Canales respondió, por su parte, que él sí es el legítimo presidente y representante legal del APRE, pues luego que su expresidente Miguel López Baldizón se fue del país, los convencionales se reunieron para elegir a su sustituto.

En cuanto a que Perezalonso es el verdadero vicepresidente del PLI, Canales señaló que en libro de partidos políticos del CSE dice que es Juan Carlos Martínez, y sobre la supuesta exclusión del PALI y del PUCA del Consejo Político, dijo que los directivos de esos partidos no se han interesado en trabajar en la alianza y hasta han andado de vacaciones fuera del país.