•  |
  •  |

El embajador de la Unión Europea, Mendel Goldstein, jefe de la Comisión de la Unión Europea para Centroamérica y Panamá, aseguró que el Gobierno de Nicaragua confirmó el principio de la participación extranjera en el acompañamiento a la observación electoral para los próximos comicios presidenciales de noviembre.

“Seguimos con los contactos y no puedo dar detalles”, dijo Goldstein sobre una reciente reunión, agregando “creo que quedamos con el principio de la participación extranjera. Esto nos ha sido confirmado, respetando la soberanía nacional del país, respetando también el calendario electoral y en esto estamos”.

Comentó que se ha magnificado la situación, y que en ningún momento la observación electoral extranjera representa injerencismo de otros países en los asuntos internos de Nicaragua, ya que en el caso de la Unión Europea, UE, su participación tiene parámetros establecidos para evitar tal implicación que vulnere la soberanía de una nación.

No habrá injerencia
“No se trata, por nuestro lado, de ninguna injerencia. Estas misiones de acompañamiento y participación tienen su Código de Comportamiento y diferentes obligaciones de los que vienen. Esto lo vamos a aclarar con el gobierno, y tenemos la esperanza de que haya participación europea”, comentó el representante de la UE en la región.

Sobre las encuestas que favorecen al partido de gobierno, alegó que no hay comentarios. “Habrá otras encuestas en esta semana y eso sólo refleja el ánimo de los que responden. Esto un proceso normal en todos los países. Como observadores no tenemos por qué comentar sobre esto y únicamente lo seguimos con interés e informamos a nuestras autoridades superiores”.

“Gestión larga pero exitosa”
Por otra parte, en el caso de la apertura para que Honduras regrese a la Organización de Estados Americanos, el señor Goldstein considera que es una reacción muy positiva y en nombre de la UE envió felicitaciones a ese país y a los países que hicieron posible el acuerdo con el apoyo de los gobiernos de Colombia y Venezuela.

“Fue una gestión larga pero exitosa, para la UE y socios en Centroamérica esto es un paso muy importante hacia la normalización de la situación de Honduras y poder trabajar con todos los gobiernos en el marco de la Acuerdo de Asociación UE-America Central”, alega.