•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega hubiese ganado las elecciones en primera vuelta con el 38% de los votos y con diez puntos porcentuales sobre el contendiente más próximo si las elecciones se hubieran realizado entre el 10 y el 16 de mayo, según los resultados de la última encuesta de Cid Gallup.

La encuesta fue realizada a 1,214 personas mayores de 16 años, escogidas aleatoriamente a nivel nacional. De acuerdo a la ficha técnica, el margen de error es de más o menos 2.81 y tiene un nivel de confiabilidad del 95%.

Tras Ortega va el candidato liberal Fabio Gadea Mantilla, quien habría logrado el segundo puesto con el 28% de los votos. Luego está Arnoldo Alemán con 14%.

Enrique Quiñónez, candidato de la Alianza Liberal Nicaragüense y Miguel Ángel García, quien en ese periodo aún no había declinado, no llegan juntos ni al 4%.

Bajo porcentaje de indecisos
El 17% de los entrevistados no reveló por quien votará, hizo nulo su voto o lo dejó en blanco, pues la técnica utilizada fue la de simulación del voto. Ese porcentaje bajó ocho puntos porcentuales respecto a la última encuesta realizada en enero.

El 73% de los encuestados aseguró que no variará su decisión, y el porcentaje más sólido es el identificado como sandinista. Según el análisis de Gallup, la mayoría de la población ya ha masticado la candidatura de Ortega. Debido a eso y a que la oposición está fraccionada es que el 59% de los encuestados asegura que Ortega continuará en el poder. Sólo el 17% cree que será Fabio Gadea Mantilla y apenas el 7% considera que será Arnoldo Alemán.

A pesar de eso, solo el 25% cree que Ortega tiene la capacidad para resolver los problemas del país. La gran mayoría, el 47%, no respondió a esa interrogante.

74% exige observación
Más del 50% de la población continúa en desacuerdo con que se impida la participación de observadores en el proceso electoral que se realizará en noviembre próximo.

El 74% sostiene que debe haber observación. En contraposición, el 21% coincide con la posición del Consejo Supremo Electoral, CSE, y del presidente Daniel Ortega, quienes se niegan a permitir que observadores extranjeros y nacionales que en el pasado han criticado las actuaciones del tribunal electoral sean acreditados como observadores.

La polarización sale a relucir cuando los encuestados fueron consultados por la confianza que tienen en el CSE. El 46% dice tenerle confianza, mientras el 44 sostiene que ninguna o poca.

Elecciones y sus beneficios
Igual sucedió cuando fueron consultados por los beneficios que las elecciones presidenciales tendrán en su vida y en la de su familia. “Sí hay beneficios”, respondió el 46%, 72% de los cuales se identificó como sandinistas, 36% de la Alianza PLI y 28% del PLC. El 44% sostiene que las elecciones no traen beneficios.

Alemán encabeza opinión negativa

Esta polarización es evidente también en el apartado sobre las figuras públicas. El 15%  no opina de Daniel Ortega, el 47% tiene una opinión favorable de él y el 38% tiene opinión desfavorable.

Sobre Fabio Gadea, el 31% no opina, mientras el 36% opina bien y el 34% mal. Arnoldo Alemán lidera las opiniones negativas con el 50%. El 32%  de los encuestados dio una opinión favorable sobre el exmandatario.

Pese a las críticas por la cedulación, que según los partidos opositores y organismos de la sociedad civil está partidizada, el 91% de los encuestados aseguró que tiene cédula.

Aprueban gestión de Ortega
El 42% aprueba la gestión de Daniel Ortega. De este porcentaje que aprueba la gestión sandinista el 41% solo cursó la primaria. El 26% sostiene que la administración de Ortega no es “ni bien ni mal”.

Incluso, el 61% de los encuestados asegura que las condiciones de vida en general han mejorado con Ortega, frente a un 30% que dice que han desmejorado y un 9% que no sabe o no contesta.

Desde finales de 2010 es mayor el porcentaje de ciudadanos que aprueba la gestión de Ortega. Según Gallup, en periodos similares durante los gobiernos anteriores la proporción de los ciudadanos que aprobaba la gestión era menor que la actual.

Por ejemplo, en el último año de gobierno de los expresidentes Enrique Bolaños Arnoldo Alemán y Violeta Barrios los porcentajes de aprobación eran de 22%, 26% y 23%, respectivamente.