•  |
  •  |

El organismo de observación electoral Ética y Transparencia, EyT, identificó 1,284 Juntas Receptoras de Votos, JRV, en 21 municipios del país, que son las “más susceptibles a ser impugnadas, anuladas o eliminadas de los conteos para favorecer al partido de gobierno”, en las elecciones nacionales que se realizarán el próximo 6 de noviembre.

El director ejecutivo de EyT, Roberto Courtney, explicó que el “riesgo de fraude” fue determinado de acuerdo con los antecedentes electorales en estas JRV, las cuales “comparten una historia de haber sido impugnadas, no publicados sus resultados en las dos últimas elecciones nacionales, y fueron expulsados sus fiscales”.

Estos detalles están condensados en el segundo informe de EyT sobre el proceso electoral 2011, donde se explica que estas JRV se caracterizan porque el partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, “obtiene en ellas menos del 20% del total de votos válidos en cada elección desde 1996”.

Tres niveles de riesgos
El riesgo de fraude es clasificado en tres niveles: “extremos” (A), “alto” (B) y “medio” (C). Según el informe, 73 JRV representan un “riesgo extremo”, es decir, “más de 300 votos afectados”; 798 JRV representan un “alto riesgo”, es decir “entre 200 y 300 votos afectados”, y 413 JRV representan “riesgo medio”, es decir “entre 100 y 200 votos afectados”.

Los 21 municipios son: Managua, Camoapa, El Rama, Siuna, San José de Bocay, Muelle de los Bueyes, Río Blanco, Bocana de Paiwás, Matiguás, Granada, Santa María De Pantasma, Cua, Jinotega, Ciudad Darío, Wiwilí-Jinotega, El Ayote, Villa Sandino, Bluefields, Masaya, El Almendro, Quilalí, La Trinidad, San José de los Remates y San Rafael del Sur.

“Estas son las Juntas donde se han hecho las maniobras fraudulentas en las elecciones anteriores, y eso no fue por casualidad, sino porque en estas Juntas, al hacer fraude, se generan resultados más generalizados… Si va a ocurrir un fraude, estas son las Juntas de mayor peligrosidad”, aseguró Courtney, quien recomendó visitar el sitio web de EyT (www.eyt.org.ni), donde aparece el detalle de cada JRV en los 21 municipios.

“La manipulación es selectiva”
El informe detalla que las 1,284 JRV representan el 10% de las aproximadamente 13 mil JRV que se encuentran distribuidas por todo el país. Explica que “la manipulación y la anulación de votos emitidos han sido usados de forma selectiva cuando y donde los esfuerzos de manipulación preelectoral no fueron suficientes para lograr el resultado deseado por el partido en el poder, y fue necesario manipular los votos y conteos para despojar al ganador y violentar la voluntad popular emitida en las urnas”.

Riesgo moderado
EyT “estima que bajo las presentes condiciones del proceso electoral, idénticas a las de los cuestionados procesos de 2008 y 2010, incluyendo la dirección y administración de los comicios por autoridades electorales involucradas en acciones fraudulentas en esos comicios, el remanente de las casi 13,000 JRV del país, debe ser considerado de riesgo moderado de fraude”.

El informe enfatiza que este es un proceso electoral con altas posibilidades de culminar con un calificativo “de fraudulento”, así que insta “a las autoridades de la nación a asumir con madurez sus responsabilidades, a renovar la autoridad electoral y a hacerla cumplir con su mandato constitucional.

Igualmente, Courtney insistió a los ciudadanos para que vigilen sus Centros de Votación, especialmente en los municipios señalados.

En la conferencia de prensa, donde se dio a conocer este “Segundo Informe”, estuvieron presentes, además, el presidente de EyT, Pablo Ayón, y la gerente de gobernabilidad, María Celina Burgalin.