•  |
  •  |

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, considera que Nicaragua es un país que ha recibido “más que abundantes fondos” para la cedulación ciudadana, así que no se explica porqué el presidente y magistrado de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, está solicitando una partida de 60 millones de córdobas más, para ese proceso.
Courtney opina que el problema del CSE no es por falta de plata, “porque siempre ha tenido y tiene más que suficiente, sino que la plata, igual que los votos se pierden”.
Estimó que “el costo de la cédula en Nicaragua es de 5 a 10 veces más caro, comparado con los otros países centroamericanos”.
En ese sentido, Courtney recordó que hubo una donación española de maquinaria y de fondos iniciales para elaboración de la cédula nueva con carácter electrónico.

Lo inexplicable
Oficialmente, Roberto Rivas dijo el año pasado que cada tarjeta tiene un costo de 1.60 dólares, fondos que fueron garantizados por el Gobierno de España por un total 5.7 millones de euros, y también explicó que las dos máquinas modernas donadas fabrican un promedio de 300 cédulas por hora.
Sin embargo, el CSE está vendiendo este nuevo documento a un costo de 300 córdobas, mientras lo ofrece gratuito a los trabajadores del Estado y a las personas afines al gobierno.
Los magistrados del CSE han estado en una campaña permanente para pedir más fondos para la cedulación, tanto a la Asamblea Nacional como a organismos de cooperación internacional, pero a la vez los cuestionamientos contra el CSE suben más de tono.

CSE no garantiza transparencia
Courtney contrasta esta solicitud de dinero con la falta de transparencia en los fondos que se destinan al CSE, el cual es seriamente cuestionado por la parcialización en la entrega de la cédula, a favor de los simpatizantes del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.
Además, investigaciones de EL NUEVO DIARIO revelaron que este Poder del Estado falsificó facturas en 2008 para justificar compras en 37 operaciones del CSE.
Según la investigación, Rivas ordenó sacar 407 millones de córdobas bajo la figura de cheques por “anticipos a justificar”, que se soportaron mediante reportes inexistentes de operaciones de compras, que a su vez se respaldaron con documentos falsos, proveedores fantasmas y negocios inventados.
Con relación a este tema, Courtney considera que el CSE “parece perder por lo menos la mitad de su presupuesto en asuntos no explicados, así que uno se imagina que estos 60 millones de córdobas no van para la cedulación, sino que pueden ser una especie de abono por favores recibidos”.

Campaña de limpia del CSE
El magistrado presidente Roberto Rivas y su homólogo René Herrera, comparecieron por separado en entrevistas concedidas a canales de televisión local, donde hablaron sobre la transparencia y la legitimidad del proceso electoral, aunque Rivas insistió en que no se permitirá la observación electoral porque la considera “injerencismo”.
Por otro lado, contradiciendo el sentido clima de desconfianza en el proceso electoral, Herrera dijo que las próximas elecciones “pueden marcar un punto más a favor de la construcción democrática del país”.