•  |
  •  |

William José Castillo Meza es candidato a diputado suplente de la Alianza Liberal Nicaragüenses, ALN, en la primera posición por Managua. No ve, en sus ojos no hay luz, porque una fiebre de meningitis lo dejó ciego a los nueve meses de su nacimiento; sin embargo, eso nunca ha sido impedimento para ser diligente en su barrio. Trabajó en las Juntas Comunitarias de Obras y Progresos, JCOP, y se puso al frente para ayudar en las gestiones de instalación del sistema de alcantarillado para el agua potable; la instalación de los medidores de luz y las primeras líneas telefónicas.

Castillo Meza fue candidato a concejal de Managua por el PLC, en las elecciones municipales de 2004; aspirante a diputado por el PLC en los comicios generales de 2006.  Ahora tiene la oportunidad de hacer posible su mayor objetivo de vida: gestionar desde la Asamblea Nacional atención para las personas con discapacidad “a como Dios manda”, pero desde la acera de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN.

¿Por qué quiere ser diputado?
Tengo las condiciones para hacerlo, y a la vez siento que en Nicaragua hay al menos 18% de ciudadanos que hemos sido discriminados, y estoy seguro que estando en la Asamblea Nacional haré un papel importante para que estas personas tengan una reivindicación ante la sociedad, ya que este es un país de baja cultura y es lamentable que no hayamos sido tomados en cuenta por ningún gobierno, aun en el gobierno que dice ser el gobierno de los pobres, a nosotros sólo nos han visto con el rabo de los ojos.

¿Qué podría hacer por la comunidad de no videntes y discapacitados?
Por ejemplo, en materia de salud, aquí no nos atienden a como debería de ser; sin embargo, en mi misión como legislador gestionaré para que se incluya en el Presupuesto General de la República una partida destinada a un hospital de referencia nacional, para que se nos dé atención a todas las personas con capacidades diferentes a como Dios manda.

¿Cómo se involucró en la política y llegó a ser considerado para un cargo de candidato a diputado?
En el caso mío, nunca me he sentido acomplejado ante la vida. Desde 1989 yo me involucré en la campaña electoral de la Unión Nacional Opositora, UNO, con doña Violeta Chamorro, y fui activista del sector de Carretera Norte. Luego, en el 90, cuando el doctor Arnoldo Alemán gana la Alcaldía de Managua, comencé a militar en el PLC.

Después me involucré en las Juntas Comunitaria de Obras y Progresos, JCOP, y de allí hice gestiones coordinando como presidente de la JCOP y logramos el alcantarillado en este barrio (“Américas 2”, de Managua), también el mejoramiento de servicio eléctrico, e incluso hicimos gestiones para que se instalaran las primeras líneas telefónicas aquí en el barrio…

¿Por qué ir con la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN?
Bueno, con a ALN porque don Enrique Quiñónez (candidato a presidente de la ALN), junto a dirigentes como Cristhian López, me dio la oportunidad que nunca el PLC me había dado de manera directa, sino que lo hacían de manera indirecta, solamente por cumplir un requisito que yo estuviera en la boleta.

Fui candidato a concejal en 2004 con don Pedro Joaquín Chamorro (candidato a alcalde de Managua por el PLC), pero iba en una posición no ganadora, iba en el número 12, obviamente no iba salir. En el 2006 fui candidato a diputado con el doctor (José) Rizo (candidato presidencial en ese año), en el lugar número 13, jamás iba salir. No así la conciencia que tuvo el ingeniero Quiñónez que sí ha querido que los nicaragüenses con capacidades diferentes nos sintamos útiles en esta sociedad.

Gracias a Dios, Enrique nos ha dado esa oportunidad a través de mi persona para que haya un ejemplo, para que así no se sientan otros menospreciados, porque así como a mí me ha llegado la oportunidad de representar al pueblo, también ellos puedan tener esperanzas.

¿Por qué no pudo lograr un cargo de diputado propietario?
Usted sabe que vamos en una alianza política y esas son las negociaciones que se hacen. Pero Jaime Arellano no va ser el candidato propietario en un 100%, él me va dar el lugar cuando vayamos a aprobar las leyes de carácter social, ese fue el acuerdo al que llegamos en la negociación.

¿Y la función de Arellano cuál sería?
Él manejará las cosas políticas, y yo voy a coordinar el área social.

¿Cómo se definió que iba a ser el candidato suplente de Jaime Arellano?
Por un análisis que hizo la dirigencia nacional de la ALN y la propuesta de dirigentes distritales como Cristian López, Altamirano, Montenegro, Martha López, entre otros dirigentes.

¿Cómo haría que el cargo de diputado suplente sea más activo?
Cuando uno ostenta un cargo público, obviamente las puertas se le abren con más facilidad. Yo puedo ir a una embajada ahorita y no me abren las puertas, pero si yo llego como William Castillo siendo diputado ya es más probable que me abra las puertas un cónsul o un embajador. Entonces desde ahí uno puede tocar puertas de la comunidad internacional, formar una ONG, porque uno tiene más asesoría y más contactos. No es como a horita que no tengo nada, más que los contactos partidarios.

¿Cuál es su objetivo principal?
Gestionar presupuesto para ese 18% que representan las personas discapacitadas, porque así como se da un 6% a las universidades para que estudie y se prepare la juventud, ¿por qué no incluir en el Presupuesto de la República un 3% o un 3.5% para que se preparen las personas con capacidades diferentes? ¿No cree usted que es justo? ¿No cree usted que es justo que los viejecitos que hoy están siendo manipulados con mil córdobas, no cree usted que es justo que se les dé mejor atención y que se les construya un albergue como Dios manda?

¿Hubiese aceptado un ofrecimiento de candidatura de la Alianza UNE, de Fabio Gadea?
No.  Bien por don Fabio, pero no por los aliados a quienes lleva, y aparte de eso, el PLI tiene diferencias entre ellos.

¿Y el PLC?
Nooo, el PLC con Arnoldo Alemán, él mismo se desbarató.

La ALN tiene fama de tener negociaciones con el partido de gobierno el FSLN. ¿Es realmente así?
Si usted ve, ALN no ha elegido a magistrados, no pueden decir que ALN ha pactado, cuando los que ustedes han visto votando para que se aumenten los kilovatios horas ha sido a Pedro Joaquín Chamorro, Fredy Torres, el ingeniero Miguel Ángel Meléndez. Pero no ha visto a un Ramiro Silva, usted no vio a un Carlos García votando, ni a un Francisco Jarquín. La invito a revisar el diario debate. Sí se ha visto a Ramón Macías, pero él no está corriendo con nosotros.

¿Se uniría con el FSLN?
No. No estoy de acuerdo con la estructura de ellos, porque sobre todas las cosas soy creyente en Dios.

¿Cuál es el obstáculo más fuerte que ha tenido que atravesar en su carrera política, por su condición de no vidente?
Los momentos cuando no he tenido quien me acompañe, pero yo siempre he tenido el respaldo de mis padres, de mis hermanos, de mis sobrinos, en general de toda la familia.

¿Sus vecinos cómo han recibido la noticia de que será candidato a diputado suplente?
A mí me dicen a Dios gracias, ya tenemos lo que queremos que es que vos fueras candidatos, y tené la fe en Dios que vas a salir electo y tenés nuestro respaldo. Sin exageración he recibido 13 llamadas de personas que son sandinistas que se sentían felices por mí. “Realmente te lo merecés”, me han dicho.

¿Cómo votaría un no vidente en la Asamblea Nacional?
Son tres botones para votar por las leyes y proyectos en la Asamblea Nacional. El verde de aprobación, el rojo de rechazo y el amarillo de abstención.

¿Cómo haría para votar? Alguien se podría aprovechar de su condición de no vidente para hacerle una maldad.

Entiendo que nos van explicar los botones del sí, del no, que color corresponde a cada decisión y la posición. Eso es lo de menos.

¿Pero usted cómo los va a distinguir?
Acuérdese que yo soy operador en computación y manejo el teclado, yo sé donde está el 2, donde está el 3, sé donde es derecha, sé donde es izquierda, sé donde es centro. También don Enrique me ayudará y don Jaime, y si no pues, pido a la Junta Directiva que quiero votar a mano alzada para confirmar mi voto.