•  |
  •  |

Representantes de la sociedad civil nicaragüense coincidieron en señalar que antes de entregarle más dinero para la cedulación al Consejo Supremo Electoral, CSE, los magistrados de facto de ese poder del Estado tienen que rendir cuenta del destino que dieron a los 407 millones de córdobas que usaron bajo la figura de “anticipos a justificar”, esto en relación a la solicitud de 60 millones de córdobas que hizo el martes pasado el magistrado y presidente del CSE, Roberto Rivas Reyes.
La sociedad civil también pide cuenta de los 30 millones de córdobas que ya se habían invertido en el proceso de cedulación, y además, los 5.7 millones de euros que la Embajada de España donó con ese mismo fin.

Los cuestionamientos desfavorables al proceso de cedulación se han acrecentado en este año electoral, principalmente porque se señala al CSE de parcializar la entrega de cédula a favor del partido de gobierno, Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Además, se cuestiona al CSE por vender a un costo de 300 córdobas la cédula con formato nuevo, siendo que la impresión de este documento es producto de una donación. Sin embargo, la nueva cédula es entregada gratuitamente a todos los trabajadores del Estado y afines al gobierno del presidente Daniel Ortega.

La vocera de la Coordinadora Civil, CC, Luisa Molina, opinó que no se puede estar “entregando recursos del pueblo a una institución del Estado que no ha dado cuentas claras y transparentes”.

Molina enfatizó que “todo mundo está claro de lo que está pasando con la cedulación en Nicaragua”, en relación a la parcialización en la entrega del documento de identidad.

“(La cédula) se está entregando de acuerdo al sesgo político partidario, entonces no es correcto que una institución que no ha sido clara en sus cuentas, que no ha sido transparente, que no ha rendido cuenta de 30 millones (de córdobas) y que es una institución que es permanentemente acusada de corrupción, hoy esté pidiendo de manera olímpica, recursos para cedulación, cuando nosotros sabemos que solo se está cedulando a un grupo determinado de personas”, dijo Molina.

“No hay que darles ni un centavo”
Por su parte, el general en retiro, Hugo Torres, consideró que a los actuales magistrados del Poder Electoral “no hay que darles ni un centavo más”.

“Primero que rindan cuentas de los 407 millones de córdobas que no han rendido, que nadie sabe a donde fueron a parar; que rinda cuentas de dónde está yendo a parar toda la plata de la cedulación, porque son 300 por cada cédula; solo imaginémonos que se cedule un millón de ciudadanos a 300 córdobas, estamos hablando de 300 millones de córdobas… ¿Dónde va parar ese dinero? ¿Quién lo fiscaliza? Primero que rindan cuentas de ese dinero”, cuestionó Torres.

En tanto, la dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, periodista e investigadora Sofía Montenegro, manifestó que todos los nicaragüenses tienen que exigir que el CSE rinda cuentas de los adelantos y anticipos que les dieron anteriormente, equivalentes a los 407 millones de córdobas, caso que fue ampliamente investigado y publicado por EL NUEVO DIARIO.

Según comprobó una investigación periodística de EL NUEVO DIARIO, el destino de los 407 millones de córdobas es incierto, porque se soportaron mediante reportes inexistentes de operaciones de compras, respaldados con documentos falsos, proveedores fantasmas y negocios inventados.

Montenegro considera que el problema está en determinar si el dinero que está pidiendo ahora el CSE, “va a servir solo para cedular a quienes son afines al FSLN, como se ha venido haciendo”.

La cedulación no debe tener privilegios
El Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, insistió el domingo en que la cedulación no debe tener privilegios, porque “es derecho de todo nicaragüense tener su cédula gratuitamente, es el derecho que nos concede esta tierra y esta patria por haber nacido en ella”.

Monseñor Báez dejó claro, además, que no está de acuerdo con la reelección presidencial pretendida por Daniel Ortega, y afirma que esa es una opinión generalizada, incluso del Arzobispo Leopoldo Brenes.

“La reelección en Nicaragua históricamente ha traído sólo desgracia al país, la Constitución Política en el artículo 147 la prohíbe, hay que respetar, habría que respetarla, ¿qué puede ocurrir? Sólo la historia lo dirá, pero nos estamos enrumbando por un camino muy peligroso cuando no se respetan las leyes y no se busca el bienestar del país, sino que nos dejamos llevar solo por ambiciones de poder”, dijo el Obispo Auxiliar el domingo, al finalizar la misa en la Catedral Metropolitana.