•  |
  •  |

Los llamados a reflexionar y la huelga de hambre que inició el jueves Marlene Duarte, no bastaron para que ayer —último día para registrar definitivamente las listas de candidatos a diputados— que directivos del Partido Conservador, PC, y del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, se pusieran de acuerdo en incluir a tres candidatos conservadores.

Más bien la presidenta honoraria del PC y excluida como tercera candidata a diputada por Managua, Azalia Avilés, señaló que todo indica que no hay voluntad de ninguna de las dos fuerzas políticas para restituirla a ella, a Duarte como sexta candidata a diputada suplente por la capital, y a Reynaldo Tercero como candidato a diputado por León.

“Aparentemente no les interesa”, expresó Avilés, quien, aunque el jueves aseguró que el presidente del PC, Alejandro Bolaños Davis, había mandando una carta de reclamo a su homólogo del PLC, Jorge Castillo Quant, por la exclusión de sus copartidarios, ayer lo puso en tela de duda.

PLC no puede negar carta
“Ahora los del PLC dicen que no han recibido ninguna carta de reclamo del presidente del PC, pero Alejandro Bolaños Davis la envió a todos los medios…el PLC no puede negar su existencia porque fue público”, dijo, y agregó que le parece “un jueguito tonto”.

Según Avilés, no se trata de obtener las candidaturas, sino de “levantar la moral de todos los conservadores que esperaban caras nuevas en la Asamblea Nacional”.

Por otra parte, el presidente del Movimiento por la Dignidad y recién salido de la Alianza por la República, Ermis Morales, se presentó ayer, encadenado, en la champa donde Duarte se mantiene haciendo la huelga de hambre a pocos metros de la sede del PC, para expresar su solidaridad.

Morales renunció a ser el jefe de campaña del APRE y su tercer candidato a diputado por Managua, porque rechaza que los legisladores Alejandro Ruiz y Ramón Macías vayan como primeros candidatos a diputados por Rivas y León, respectivamente.