•  |
  •  |

Dolor de cabeza e intolerancia al agua son los primeros síntomas que Marlene Duarte, militante del Partido Conservador, PC, comenzó a padecer ayer, tras 72 horas en huelga de hambre en protesta por no haber sido incluida en el listado de candidatos a diputados de la alianza PC-PLC.

Duarte, refirmó su posición y llamó a los conservadores a “volcarse”, y a demostrar lo “chancho que son los malos políticos”, sin embargo, aseguró “que hay tantos conservadores que son valiosos pero están dispersos”.

A la vez, Marlene Duarte anunció que “el jueves se realizará un encuentro promovido por Miriam Argüello para abordar temas de unidad entre los conservadores”.

Asiduas muestras de Solidaridad
Más dirigentes del Partido Conservador se presentaron, ayer, en las cercanías de la sede del PC, para mostrar su respaldo y su solidaridad ante “los atropellos” de los que han sido víctima Marlene Duarte y Azalia Avilés.  

Arnoldo Pichardo, exconservador, expresó que su retiro del PC en años atrás se debió a problemas similares a los que hoy enfrenta dicho partido. Así también advirtió que “las presidencias han caído en manos de personas que no buscan el beneficio del pueblo”, por ello “es importante recapacitar”, y “unirnos y dejar afuera a un montón de sátrapas”. Pichardo también lamentó, que en el Partido Conservador solo estén quedando “malandrines”.

Melania Chamorro, Presidenta del PC en Chinandega, dijo que la actitud de Marlene Duarte es producto de las injusticias que se han cometido y el irrespeto a la institucionalidad del partido. Ayer por la mañana, Duarte fue visitada por personalidades como Armando Mendoza, Luisa Molina y Miriam Argüello.
*Estudiante, Comunicación Social, UCA