•   OCOTAL, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |

El candidato presidencial de la alianza PLI-UNE, Fabio Gadea Mantilla y su compañero de fórmula Edmundo Jarquín Calderón, cumplieron este domingo, sin ningún incidente durante el desarrollo, una gira de precalentamiento electoral que iniciaron el jueves, por los municipios de Wiwilí, Quilalí, Murra, Jícaro, Jalapa, San Fernando, Ciudad Antigua, Mozonte y Ocotal.

Ante los simpatizantes de la alianza PLI-UNE, en algunos casos con asistencia raquítica, Gadea Mantilla enfatizó la promesa de llegar a ser un “presidente honrado”, que tendrá, junto a sus funcionarios, los bolsillos cosidos, para, según él, “ya no haya más ladrones en el gobierno”.

“Cuando alguien se roba los riales, no hay progreso, cuando alguien guarda el dinero del pueblo, entonces sí hay progreso”, expresó.

Con un gobierno orteguista se requieren 140 años para salir de la pobreza
Jarquín Calderón refutó las afirmaciones del actual gobierno de que en Nicaragua ya no hay pobreza, cuando en la realidad la mitad de la población es pobre. “Él piensa (Ortega) que por decreto se puede eliminar la pobreza”, espetó.

Agregó que el flagelo de la pobreza sólo se elimina con la generación de empleos, y no regalando limosnas humillantes como lo hace el actual mandatario.

Añadió que siguiendo con un gobierno como el de Ortega, donde el producto interno per cápita, sólo crece el medio por ciento, “necesitaríamos 140 años para llegar al ingreso per cápita que tienen los hondureños”.

La fórmula presidencial del PLI-UNE dijo que van a mantener el bono productivo y el crédito a mujeres, y prometen ampliarlo y otorgarlo a los beneficiarios sin distinción política. Asimismo, dijo que ya hacen los contactos para traer a Nicaragua por primera vez la realización de los Juegos Olímpicos Centroamericanos, que dejaría al país dotado de infraestructura deportiva, y distribuida por todo el país.

Promete Cuenta Reto del Milenio para Las Segovias
Ha pedido no tildar de “no pago” a los morosos con el sistema financiero, sino “deudores con dificultades de pago”, porque el problema es real que requiere soluciones y no respuestas demagógicas, como las de Ortega que mandó al movimiento a “plantarse frente a las microfinancieras”, lo que provocó la huida del crédito financiero.

Gadea Mantilla también enarbola como bandera electoral la reactivación de la Cuenta Reto del Milenio que subvenciona el gobierno de Estados Unidos, prometiendo que los beneficios de una segunda etapa se concentren en Las Segovias.