•  |
  •  |

La relación entre Nicaragua y Perú dependerá de la posición que su presidente electo, Ollanta Humala, tome cuando asuma el poder: ¿se alineará al Alba o tomará el camino de Mauricio Funes en El Salvador, José Mujica en Uruguay y del expresidente Lula Da Silva en Brasil?

El exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco sostiene que habrá que esperar si mantendrá una relación de complicidad como la que tienen los presidentes miembros del Alba o de respeto con sus homólogos sudamericanos de izquierda.

“Va a depender mucho del posicionamiento de Humala”, insiste Tinoco. El diputado y excanciller Francisco Aguirre Sacasa comparte a medias, la opinión de Tinoco.

Según el legislador y candidato a la vicepresidencia, el mayor perjudicado con el nuevo gobierno de izquierda en la región podría ser “el propio Perú en la medida que (Ollanta) Humala se dedique a la política populista”.

La otra versión
“Pero si por otro lado Ollanta se comporta de una manera más moderada, más en la línea de un Lula (Da Silva) de Brasil, en ese caso el pueblo no será tan perjudicado”, agregó.

Aún así, Aguirre señaló que ya se está viendo el primer indicador relacionado con “un bajón muy fuerte en la bolsa de Lima, indicando que hay mucho nerviosismo con la elección de Ollanta Humala”.

Ayer mismo el presidente Daniel Ortega le envió felicitaciones. Luego de un “querido Ollanta”, Ortega escribió que desde Nicaragua “saludamos con alegría la gran victoria del pueblo peruano, celebrada ayer por millones de latinoamericanos, que progresiva y mayoritariamente van optando por programas de justicia social, paz y dignidad, promovidos por movimientos que se identifican plenamente con los ya impostergables procesos de restitución de derechos”.

El discurso
“Con usted y el partido Gana Perú en la Presidencia de ese valiente pueblo, de sus comunidades originarias, de su cultura ancestral que contiene raíces comunes e identidad reafirmada por el heroísmo de sus grandes figuras, los latinoamericanos y caribeños nos sentimos fortalecidos en ese camino de unidad, y sabemos que las inmensas expectativas que su triunfo genera, irán encontrando respuestas en las prácticas solidarias con las que usted se ha comprometido”, agregó Ortega.

Según una nota de prensa emitida por la Presidencia sobre una conversación entre Ortega y Humala en la que intervinieron sus esposas, el presidente electo de Perú manifestó su deseo de visitar Nicaragua nuevamente.

Se aleja de Humala
Humala, de 48 años, suavizó su discurso y se alejó de la sombra del presidente Hugo Chávez que sus detractores utilizaron desde sus inicios como político para restarle votantes.

En su programa de gobierno inicial criticaba el modelo neoliberal “excluyente”, pero sus nuevos asesores, contratados por el Partido de los Trabajadores de Brasil, incidieron en que  Humala se corriera al centro y se convirtiera en una oferta electoral con mayores posibilidades de ganar.