•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, pidió hoy vigilar los comicios presidenciales y parlamentarios del 6 de noviembre próximo, en los que el actual mandatario, Daniel Ortega, se presentará para una polémica reelección consecutiva.

Brenes, también arzobispo de la diócesis de Managua, declaró al canal 12 de la televisión local que la observación electoral "es bastante positiva" y demandó al Consejo Supremo Electoral (CSE) organizar unos comicios "transparentes".

"Que se haga todo transparente y en eso la observación es bastante positiva", reafirmó el religioso. Brenes además se declaró a favor de unas elecciones pacíficas, no violentas y se respete el voto de la ciudadanía.

El CSE ha dicho que acreditará a los observadores internacionales y locales hasta agosto próximo.

Ortega, por su lado, ha criticado a observadores de los Estados Unidos y la Unión Europea (UE), a quienes ha calificado de "intervencionistas".

El obispo Brenes también reiteró su llamado a los nicaragüenses a votar en los comicios de noviembre próximo.

"Ojalá que la gente el 7 de noviembre (un día después de los comicios) no se sienta defraudada, sino que las elecciones se desarrollen limpias, sin marrulla (trampas)", agregó.

En esas elecciones, pese a que la Constitución no lo permite, Ortega buscará reelegirse frente a una oposición fragmentada en cuatro frentes.

La oposición ha calificado de "golpe a la democracia" la candidatura de Ortega, quien logró optar por un segundo mandato consecutivo después de que magistrados sandinistas de la Corte Suprema de Justicia declararan inaplicable la norma constitucional que prohíbe la reelección inmediata.

El líder sandinista encabeza la intención de voto para las presidenciales del próximo 6 de noviembre con el 38 por ciento, según la más reciente encuesta de la firma Cid Gallup.

El segundo lugar en la intención de voto lo ocupa, con el 28 por ciento, el empresario de radio y diputado ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) Fabio Gadea, de la alianza opositora Partido Liberal Independiente (PLI).

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el 6 de noviembre a un nuevo presidente y a un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlacen.