•  |
  •  |

El presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, envió ayer a la Asamblea Nacional el informe anual de gestión gubernamental correspondiente al 2010, seis meses después de la fecha estipulada por la Constitución, y desde ya, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro Moreira –quien recibió el documento–, desestimó las cifras oficiales alegando que se trata de “un informe maquillado”.

Según el documento, la economía nicaragüense creció, en 2010, el 4.5 por ciento. “El crecimiento de 4.5 por ciento en el Producto Interno Bruto, PIB,  estuvo asociado, principalmente, a la recuperación de la economía mundial, que favoreció un incremento de las exportaciones y la generación de estímulos en la demanda interna, en un ambiente de estabilidad macroeconómica”, se lee en el documento.

Cifras y más cifras

Sin embargo, Navarro criticó este dato, señalando que a lo que en realidad se refiere es a un crecimiento económico del 4.5 por ciento, respecto de los años anteriores.

El informe incluye que “para 2007 el PIB creció en 3.1 por ciento, y en 2008 en 2.8 por ciento. El PIB para 2009 decreció en -1.5 por ciento, debido a la recesión económica mundial, pero para 2010 el crecimiento del PIB fue de 4.5 por ciento, uno de los más altos de Centroamérica”.

Según Navarro, estas cifras “están maquilladas”, pues el crecimiento de la economía nicaragüense no se debe a un aumento en el volumen de las exportaciones, sino en los altos precios internacionales de los productos que el país exporta.  

La canasta básica
“Este informe trae una serie de mentiras y fantasías, porque, por ejemplo, dice que del año pasado para acá, el costo de la canasta básica disminuyó 6.11 por ciento, le decís eso a una ama de casa y te responde con una bofetada”, dijo Navarro.
Reiteró que el incremento de la economía, “no es por aumento en productividad ni en la capacidad de exportación, sino que, por ejemplo, aumentó el precio de la onza de oro de 600 a 1,500 dólares; el café pasó de 150 a casi 300 dólares… Así que esto no es un logro del gobierno de Ortega”.

El crecimiento del PIB, agregó Navarro, también tiene su explicación en un aumento del 12 por ciento en el volumen de las remesas familiares.  Navarro dijo que, incluso, la actividad agrícola está estancada, por lo tanto, las cifras de crecimiento presentadas en el informe gubernamental no son reales.

Según el informe presidencial, en 2010 hubo un “aumento de las exportaciones de un 32.8 por ciento, para un monto total de 1,851.1 millones de dólares. Las inversiones extranjeras directas se incrementaron en un 17 por ciento, totalizando 508 millones de dólares”.

Albanisa copó todo
Respecto del tema de la inversión extranjera, el informe establece que hubo un crecimiento del 64 por ciento; sin embargo, Navarro señaló que las empresas asociadas a Albanisa son las que han copado este rubro de tal manera que, según el Primer Secretario del Parlamento, eso se traduce en ganancias para el partido Frente Sandinista y la Familia Presidencial, no así para el país.

“Al menos el 40 por ciento de ese monto en inversión privada, es de Albanisa”, reiteró Navarro.

Incumple Constitución
El Primer Secretario de la Asamblea Nacional también resintió el hecho de que la presentación del informe “no cumple con la Constitución Política, porque el artículo 150, inciso 15, dice que el Presidente de la República personalmente, debe venir al Plenario a rendir el informe o delegar en su Vicepresidente y no lo ha hecho, porque delegó a sus asesores legales”.

Para Navarro, el envío del informe escrito al Parlamento, no necesariamente implica un cumplimiento con esta disposición constitucional. “Así que vuelve a quedar Ortega en deuda con la Asamblea Nacional, porque la irrespeta y además incumple la Constitución”, reiteró.

 

Algunos datos del informe
La explotación de minas y canteras fue el sector de mayor crecimiento con el 39.8 por ciento, resultado principalmente de las fuertes inversiones realizadas en la Mina La Libertad y los mayores precios de exportación del oro. La mayor producción de la minería metálica fue contrarrestada por la caída de la producción no metálica afectada por la baja en la construcción.

Las actividades de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca crecieron en 6.5 por ciento. Entre estas actividades la de mayor crecimiento fue la actividad pecuaria con crecimiento de 10.3 por ciento, debido a mayor matanza de ganado vacuno, producción de leche, matanza avícola y exportaciones de ganado en pie.

La pesca creció en 2.1 por ciento afectada por factores climatológicos, especialmente en camarones. Las langostas tuvieron un buen comportamiento.
La matanza vacuna, se vio estimulada por la mayor demanda y mayores precios en las exportaciones, de los mercados tradicionales y del dinamismo del mercado venezolano y solución de trabas no arancelarias.

Las actividades agrícolas registraron un crecimiento de 5.9 por ciento, debido a la mayor producción de café, caña de azúcar y oleaginosas, parcialmente contrarrestado por la caída de la producción de granos básicos.

La industria manufacturera creció en 7 por ciento, a pesar de la caída de la producción de bebidas, productos de madera y no metálicos.

Las actividades de comercio y servicios mostraron crecimiento, con excepción de los servicios financieros. Por su parte, la construcción disminuyó su ritmo contractivo, dando indicios de recuperación.

El PIB en 2010 fue de US$6,551.5 millones, comparado con el PIB de US$5,230.3 millones para 2006, para un crecimiento del 25.3 por ciento.

“Nicaragua finalizó 2010 con un nivel récord de exportaciones FOB elevándose a US$1,851.1 millones superiores en 32.8 por ciento con respecto a los US$1,393.8 millones de igual período de 2009 y en 76.3 por ciento con respecto a los US$1,049.9 millones de 2006”, establece el informe.