•   EFE / Managua  |
  •  |
  •  |

Los nacionalismos “ineficientes” y la “falta de voluntad” de sus autoridades impiden la integración en Centroamérica, región que enfrenta al narcotráfico y la degradación del medio ambiente, opinó en Managua, Olivier Dabène, profesor de Ciencias Políticas en distintas universidades de Francia.

“Las clases políticas centroamericanas realmente prefieren insistir mucho sobre la defensa de intereses nacionales y no necesariamente en intereses regionales”, dijo.

Dabène, quien visitó Managua en el marco de una misión coordinada por el Servicio de Cooperación y Acción Cultural de la Embajada de Francia, la Universidad Centroamericana (UCA) y la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), con el fin de organizar una maestría en integración centroamericana en el istmo.

Evitar bloques
El analista indicó que el gran reto en esta región es evitar la división en dos bloques: por un lado el CA-4 que integran Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua; y por el otro, Costa Rica y Panamá.

“Es un desafío hacer entender a los dos países sureños (Costa Rica y Panamá) que se puede construir algo en conjunto”, valoró.

En ese sentido, Dabène dijo que, por ejemplo, al cambio climático y al crimen organizado se les puede dar mejor respuesta como región, en vez de optar por un “repliegue nacional o cerrar las fronteras”.

“Hay que intensificar la cooperación en materia de seguridad en toda la región y evitar esos nacionalismos, que no son eficientes”, advirtió.

Otros obstáculos
El próximo 22 y 23 de junio, Guatemala acogerá la Conferencia de Seguridad de Centroamérica, con la participación de al menos diez jefes de Estado.

Dabène, también mencionó como obstáculos para la integración el calendario electoral de cada país y las “heridas internas” que son “difíciles de sanar”.

Entre ellas, mencionó el golpe de Estado en Honduras que depuso al entonces presidente Manuel Zelaya y a ese país de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la cual se reintegró el pasado 1 de junio.

Además, se refirió al litigio limítrofe entre Nicaragua y Costa Rica, que se ventila en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya.