•  |
  •  |

El Frente Sandinista lanzó internamente su estrategia de campaña electoral, denominada del “Bien Común”. Elaborada por Rosario Murillo, la estrategia está llena de elementos religiosos y enseña a sus militantes a buscar el voto o, en palabras de su autora, a “multiplicar los panes”.

“Esta es la campaña del bien común. De las realizaciones desde el bien común. La campaña de la multiplicación de los panes, donde Dios obra milagros, para que el bien se establezca”, explica.

Desde un inicio Murillo proclama la originalidad de su estrategia: “Lo usual en las cartillas de estrategia electoral es hablar de ‘construcción de imagen’. Nuestra ‘imagen’ en esta ruta de restitución de derechos ha estado y estará en construcción permanente, desde el trabajo con la comunidad…”

“Festiva, alegre, celebrante”
El documento de 19 páginas  contiene citas bíblicas y lineamientos básicos que los militantes deben seguir. Al final del texto Murillo dejó un espacio para detallar cada una de las características de la campaña: “festiva-alegre-celebrante”, con “mucha fuerza juvenil, mucho poder y presencia de mujer, mucho énfasis en la familia, mucha energía y mística revolucionaria; mucha, total, solidaridad”

Murillo, quien oficialmente es la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía y estaría a cargo de la tercera campaña electoral, ubica al gobierno que preside su esposo, el presidente Daniel Ortega, como un instrumento de Dios.

“No haremos más discursos. Solo los necesarios. Haremos lo que hemos estado haciendo. Y más. Estaremos allí, donde se necesita el abrazo solidario y el apoyo humanista. Estaremos donde se ponga a prueba nuestra calidad humana, cristiana y revolucionaria. Estaremos ‘donde el sol caliente’, sin palabras ofensivas para nadie, porque para nadie es ajena o desconocida la obra del Señor en Nicaragua, a través de este gobierno y de los servidores sandinistas”.

Más de lo mismo
El obispo de la Diócesis de Estelí, Abelardo Mata, sostiene que la estrategia “es más de lo mismo, solo que variando el lenguaje y abusando del nombre precioso de Dios”.

“No es casual que esta etapa de nuestra revolución nos encuentre con el liderazgo fortalecido y crecido del comandante Daniel Ortega. El Señor, nuestro Dios, tiene sus misterios y sus tiempos”, dice parte del documento que Murillo distribuyó entre los militantes.

El obispo Mata considera que la estrategia busca tocar una de “las fibras más íntimas del pueblo: su fe”.

Según el documento, el 24 de junio cuando se realice el tradicional repliegue táctico a Masaya, iniciarán oficialmente las actividades electorales. “Somos amor, paz y vida”, será el lema de ese día.