•  |
  •  |

A la tesorera nacional del Movimiento Vamos con Eduardo, y excandidata a diputada de la Alianza del Partido Liberal Independiente, PLI, Carmella María Rogers Amburn, mejor conocida como Kity Monterrey, no solo le cancelaron sus aspiraciones de ser diputada suplente ante la Asamblea Nacional, sino también le suspendieron su nacionalidad nicaragüense, según notificó el Consejo Supremo Electoral, CSE, en documentos mostrados ayer por el jefe de campaña de esa agrupación, Eliseo Núñez Morales.

El CSE impugnó la candidatura de Monterrey por no renunciar con cuatro años de anticipación a la nacionalidad estadounidense, sin embargo, eso ya no les interesa a los miembros de la Alianza PLI, porque ahora es más grave para ellos que le hayan quitado la nacionalidad nicaragüense y el temor principal es que pierda todos sus derechos en Nicaragua.

Por qué fue impugnada
Ayer, en declaraciones al canal de televisión 100 por ciento noticias, el vocero del CSE, Félix Navarrete, reiteró que Kitty Monterrey fue impugnada porque no renunció a su ciudadanía estadounidense con cuatro años de anticipación como lo ordena la Constitución Política en el inciso “1” del artículo 134, sobre los requerimientos para ser diputados.

“Para ser diputado se requieren las siguientes calidades: 1.-Ser nacional de Nicaragua.

Quienes hayan adquirido otra nacionalidad deberán haber renunciado a ella al menos cuatro años antes de verificarse la elección. (…)”.

“Sabía que la iban a impugnar”
Además, Navarrete opinó que Monterrey fue propuesta como candidata a sabiendas de que la iban a impugnar, para después decir que había sido por “intenciones políticas”. Navarrete consideró “ignorantes” a quienes cuestionan al CSE por la decisión que tomó en el caso de Monterrey, cuando está claro en la ley que no se puede aspirar a un cargo público en Nicaragua si se es ciudadano estadounidense.

Aun así, Eliseo Núñez insistió en que Monterrey no puede renunciar a la nacionalidad estadounidense porque nació en Estados Unidos, pero a la vez explicó que solo el hecho de que su madre sea nicaragüense le da “naturalmente” el derecho a ser nacional de Nicaragua.

Nació en San Francisco
Según la explicación que ofreció el CSE, existe un error de procedimiento en la inscripción de la partida de nacimiento de Nicaragua, que fue inscrita por la misma Monterrey hace seis años, cuando tenía 50 años de edad.

Según Núñez, Monterrey vive en Nicaragua desde los 9 años y solo vivió fuera del país en la época de los ochenta, durante el primer gobierno del presidente Daniel Ortega.

Kity Monterrey nació el 9 de agosto de 1950 en la ciudad de San Francisco, condado de San Francisco, Estado de California, Estados Unidos y en su actual certificado de nacimiento no aparece como nacional de Nicaragua.