•  |
  •  |
  • END

Los diputados liberales dejaron clara su intención de repartirse las magistraturas de la Corte Suprema de Justicia, CSJ; el Consejo Supremo Electoral, CSE, y la Contraloría General de la República, CGR, lo que quedó establecido en el denominado “acuerdo interbancadas”, firmado por algunos diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Bancada Democrática Nicaragüense, encabezada por Eduardo Montealegre.

El documento está basado en la alianza electoral que suscribieron Montealegre y el presidente del PLC, Jorge Castillo Quant, el pasado 19 de enero. El “acuerdo interbancadas” se originó luego que el presidente honorario del PLC, Arnoldo Alemán, negó que esa alianza incluyera el reparto de cargos en la Asamblea Nacional; sin embargo, Montealegre sugirió a Alemán leer mejor el documento de entonces, particularmente el punto dos.

El fondo del acuerdo

En todo caso, el acuerdo interbancadas redactado ayer establece en el punto número tres que “en las votaciones calificadas, léase elección de magistraturas a la Corte Suprema de Justicia, Consejo Supremo Electoral, Contralores y reformas a las leyes de rango constitucional y a la Constitución Política, se establecerán consultas previas entre los partidos y movimientos integrantes de la alianza”.

La alianza parlamentaria incluye la posibilidad de establecer, en el mediano plazo, una sola bancada liberal. Mientras se logra ese objetivo, ambas bancadas acuerdan “establecer una coordinación efectiva... sostener cada 15 días, o cuando fuese necesario, reuniones plenarias de los integrantes de ambas bancadas para homologar agendas y llegar a acuerdos para votaciones en la Asamblea Nacional”.

Además señalan la necesidad de “sostener reuniones semanales con la participación de las jefaturas de bancadas y los diputados que ostentan cargos en la Junta Directiva de la Asamblea Nacional”.

En caso de leyes ordinarias

En el punto dos, se establece que “para las votaciones de leyes ordinarias, decretos o resoluciones, los jefes de bancadas abrirán consultas previas con sus propias bancadas o se tomará la decisión en el plenario de interbancadas”.

En la intención de alianza legislativa, los diputados del PLC y BDN se comprometen a “promover la profesionalización del Poder Judicial a fin de que vaya alcanzando una verdadera independencia y que en el futuro sólo personas de reconocida probidad, profesionalismo, criterio y valores éticos sean nombrados jueces y magistrados, debiendo consultar las propuestas en las asociaciones civiles pertinentes”.

Hasta la tarde de ayer, sólo los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense y algunos del PLC habían firmado el documento. En horas de la mañana, el mismo vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, negó que la alianza electoral con Montealegre incluyera el reparto de las magistraturas que quedarán vacantes este año.

La versión de Montealegre

Por su parte, Eduardo Montealegre dijo que no se trata de repartirse los cargos, sino de elegir magistrados que garanticen la independencia de los poderes y las instituciones del Estado. Según Montealegre, cualquiera de las dos bancadas que negocie los cargos bilateralmente con el Frente Sandinista, quedará en evidencia como pactista.

El dirigente liberal considera que al PLC no le conviene reeditar un nuevo acuerdo con el partido de gobierno que contemple una nueva distribución de las magistraturas judiciales, electorales y contralores.