•  |
  •  |

En otro día de trabajo en la recopilación de información sobre el proceso electoral de Nicaragua, los miembros de la misión estadounidense Centro Carter han expresado su interés por hablar con los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, “para conocer su criterio (personalmente) y no a través de segundas o terceras personas”, expresó ayer Marcelo Varela Eracheva, quien encabeza la misión que visita Nicaragua.

La misión estadounidense se reunió ayer con los miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua, Cosep, donde su presidente José Adán Aguerri les hizo ver la importancia de que el Centro Carter y otras organizaciones internacionales “sean parte del proceso de observación de las elecciones 2011”.

“El gobierno debe realizar esta invitación. Ambos grupos de observación deben estar presentes en Nicaragua una vez que se de a conocer el reglamento de observación electoral”, considera Aguerri en alusión al Centro Carter y a la Unión Europea, con quienes se reunió el martes.

Observación no injerencismo
Marcelo Valera insistió en una audiencia con el presidente Daniel Ortega, para dialogar sobre el proceso electoral, pero hasta ahora su solicitud no ha sido respondida por la Secretaría del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, que es el partido de gobierno.

Los visitantes también han insistido en su interés de apoyar el proceso electoral, aunque aún no ha recibido la invitación oficial del CSE y también han explicado que no están tratando de “imponer absolutamente nada” y que su participación no la consideran “injerencia, al contrario, es una colaboración”.

El Centro Carter es un organismo de observación electoral dirigido por el expresidente estadounidense Jimmy Carter, quien ha observado las elecciones en Nicaragua desde 1990.